documentos CLUB TIRO LAMPA

Aca puede revisar nuestros documentos legales

TIULO I CONSTITUCIÓN, OBJETO, DOMICILIO Y DURACIÓN

ARTICULO 1: Constituyese una Organización Comunitaria Funcional, como persona jurídica sin fines de lucro, regida por la ley 19.418,  sobre Organizaciones Comunitarias, publicada en el diario oficial Nº 35.237 de 9 de octubre de 1995, que se denominará «CLUB DE TIRO LAMPA” .

ARTICULO 2: La organización mencionada tiene por objeto promover la integración, la participación y el desarrollo de sus asociados en los ámbitos de la práctica del Tiro Deportivo.

ARTICULO 3: Para el cumplimiento de sus objetivos la Organización podrá y deberá:
1.       Realizar prácticas de tiro en sus instalaciones u otras ad-hoc.
2.       Procurar, por sobretodo, incrementar el espíritu de unidad y amistad entre sus integrantes.
3.       Promover un digno comportamiento de sus asociados en el ámbito de su competencia y personal.
4.       Promover, realizar y auspiciar cursos de perfeccionamiento, charlas o conferencias para asociados.
5.       Vincularse con distintas organizaciones deportivas o similares con el objeto de mantenerse informado de las actividades del rubro a nivel nacional e internacional.
6.       En general, realizar todas aquellas acciones encaminadas al mejor logro de los fines propuestos.

ARTICULO 4: Para todos los efectos legales, el domicilio acreditado por el Club de Tiro Lampa es el siguiente : Ruta G16 Sitio 100B, Comuna de Lampa, Región Metropolitana.

ARTICULO 5: El tiempo de funcionamiento de esta Organización es indefinido y comienza a operar desde el mes de mayo de 2002.  

TITULO II REQUISITOS Y OBLIGACIONES DE SUS ASOCIADOS

ARTICULO 6: Podrá ser afiliado a esta Organización Comunitaria todas las personas mayores de 18 años. Se exigirán los siguientes requisitos:

1.       Certificado de antecedentes para fines especiales.
2.       Certificado de residencia.
3.       Certificado psicológico, cuando la Directiva lo estime necesario.
4.       Ser presentado por un socio fundador o por un socio con más de seis meses de antigüedad.
5.       Cancelar una cuota de incorporación, en conformidad a lo señalado por el Directorio.
6.       Las demás que señale el directorio y que sean aprobadas en junta ordinaria.
7.       El directorio deberá pronunciarse sobre la solicitud de ingreso del postulante en un tiempo máximo de un mes. En caso que el resultado sea negativo, no tendrá obligación de dar cuenta de los motivos de su decisión.

ARTICULO 7: Los socios tienen las siguientes atribuciones:

1.       Participar con derecho a voz y voto en las asambleas generales que se lleven a efecto. El voto será unipersonal e indelegable.
2.       Elegir y ser elegidos para servir los cargos representativos de la Organización.
3.       Presentar cualquier  iniciativa,  proyecto o proposición que estime pertinente.
4.       Tener acceso a los libros de actas, registros contables, nómina de afiliaciones y cualquier documento de gestión de la Organización.
5.       Ejercer responsablemente la actividad de fiscalizador y control de las actividades desarrolladas por la Directiva y demás integrantes.

ARTICULO 8: Los socios tienen las siguientes obligaciones:
1.       Pagar puntualmente sus cuotas sociales ordinarias y extraordinarias fijadas por el Directorio.
2.       Acatar los acuerdos de la Asamblea y del Directorio, adoptados en conformidad a la Ley y los Estatutos.
3.       Servir los cargos para los cuales sean designados y colaborar en las tareas que se le encomienden.
4.       Asistir a las reuniones a que fueren convocados.
5.       Mantener un trato respetuoso y cordial con los demás afiliados y dirigentes.
6.       Mantener una conducta digna.
7.       Cumplir las disposiciones de los estatutos y reglamentos de la Organización y de la Ley 19.418.
8.       Mantener actualizado sus antecedentes personales en la ficha de la Organización.
9.       Cumplir con las disposiciones legales que rigen la actividad del tiro con armas de fuego.

ARTICULO 9:  La  calidad  de  afiliado  de  esta  Organización Comunitaria termina:

1.       Por renuncia escrita presentada al Directorio.
2.       Por muerte del socio.
3.       No dar cumplimiento a las obligaciones estipuladas en el Artículo precedente.
4.       Por pérdida de alguna de las condiciones legales habilitantes para ser miembro de ella.
5.       Por expulsión, acordada en asamblea por los dos tercios de los miembros presentes, de acuerdo a las normas de la ley 19.418.  

TITULO III COMPOSICIÓN, ADMINISTRACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DEL DIRECTORIO

ARTICULO 10: El Directorio estará constituido por 6 miembros titulares en los siguientes cargos: Presidente, Vicepresidente, Secretario, Tesorero y dos Directores. Adicionalmente, se constituyen dos Directores Adjuntos en calidad de suplentes.

ARTICULO 11: El directorio cumplirá funciones por dos años y será elegido por la asamblea. La elección se llevará a cabo para elegir a la persona que ocupará cada cargo, siendo seleccionada la que obtenga más votos. Dentro de la semana siguiente al término del período anterior, el nuevo Directorio deberá recibirse de los respectivos cargos, procediéndose al traspaso de toda la documentación pertinente, redactándose un acta para este efecto con la firma de todos los involucrados.

ARTICULO 12: Antes de dos meses al término del mandato del Directorio iniciará su funcionamiento una comisión electoral conformada por tres miembros elegidos por el Directorio, los que deberán tener a lo menos seis meses de antigüedad en la respectiva Organización. Corresponderá a esta Comisión velar por el normal desarrollo del proceso eleccionario, siendo las siguientes algunas de sus funciones:

1.       Impartir instrucciones y adoptar las medidas que considere necesarias.
2.       Realizar los escrutinios respectivos.
3.       Velar por el correcto orden.
4.       Calificar las elecciones.
5.       Inscribir a lo menos con diez días de anticipación a la fecha de la elección a los candidatos.

ARTICULO 13: Podrá ser elegido miembro del directorio cualquier socio activo. Los directores durarán dos años en sus funciones y  podrán ser reelegidos en períodos consecutivos.

ARTICULO 14:  Para ser dirigente del directorio se requiere cumplir con los siguientes requisitos:

1.       Tener un año de afiliación  como mínimo, al momento de la elección.
2.       Estar al día en todas sus obligaciones.
3.       Ser chileno.
4.       Haber demostrado capacidades que lo acrediten para ocupar cargos de dirección.
5.       Ser afable, comunicativo y digno representante de la Organización.

ARTICULO 15: El Directorio tendrá a su cargo la administración integral de los bienes que conformen el patrimonio de la Organización, siendo los dirigentes responsables solidariamente y hasta la culpa leve, en el desempeño de la mencionada administración, no obstante la responsabilidad penal.

ARTICULO 16: Son atribuciones y deberes del directorio:

1.       Citar a asamblea a los afiliados.
2.       Proponer a la asamblea el plan anual de actividades y presupuestos de ingresos y gastos.
3.       Concretar los acuerdos establecidos.
4.       Representar a la Organización.
5.       Velar por el cumplimiento de este estatuto.
6.       Dictar los reglamentos que estime necesarios.
7.       Nombrar las comisiones de trabajo de apoyo a la gestión.
8.       Administrar los bienes sociales e invertir sus recursos.
9.       Preparar los informes respectivos solicitados por las Autoridades.
10.    Informar oportunamente y mensualmente a los afiliados sobre el avance de las actividades del Club y generar los reportes financieros con los resultados económicos.

ARTICULO 17: Como administrador de los bienes sociales, el directorio estará facultado para comprar, vender, dar y tomar en arriendo, ceder, transferir toda clase de bienes muebles y valores mobiliarios, dar y tomar en arrendamiento bienes inmuebles por un periodo  no  superior  a  2  años; aceptar cauciones, otorgar cancelaciones y recibos, celebrar contratos de trabajo, fijar condiciones y poner termino a ellos, celebrar contratos de mutuo y cuenta corrientes, abrir y cerrar cuentas corrientes de deposito, de ahorro y crédito y girar sobre ellas,  retirar talonarios y aprobar saldos, endosar y cancelar cheques, constituir, modificar, prorrogar, disolver y liquidar sociedades y comunidades, asistir a las juntas con derecho a voz y voto. Conferir y revocar poderes y transferir, aceptar toda clase de herencias, legados o donaciones, contratar  seguros,  pagar  las primas, aprobar liquidación de siniestros y percibir el valor de las pólizas; estipular en cada contrato que celebre los precios, plazos y condiciones que juzgue; anular, rescindir, resolver, revocar y terminar dichos contratos vigentes por resolución, desahucio o cualquier otra forma contratar créditos con fines sociales, delegar en el Presidente y un director, en dos o más directores las facultades económicas y administrativas de la organización y ejecutar todos aquellos actos que tiendan a la buena administración de la organización. Sólo por un acuerdo de una asamblea general extraordinaria de los socios se podrá comprar, vender, hipotecar, permutar, ceder, transferir los bienes raíces de la organización,  constituir servidumbres y prohibiciones de gravar y enajenar y arrendar inmuebles por un plazo superior a 2 años.

ARTICULO 18: Acordado por el Directorio cualquier acto relacionado con las facultades indicada en el artículo precedentes, lo llevará a cabo el Presidente o quién lo subrogue en el cargo, conjuntamente con el Tesorero o el Secretario u otro Director, si aquel no pudiere concurrir. Ambos deberán ceñirse fielmente a los términos del acuerdo del Directorio o de la asamblea en su caso.

ARTICULO 19: El Directorio deberá sesionar por lo menos una vez al mes. El directorio sesionara con la mayoría absoluta de los miembros asistentes, los que en todo caso no podrán ser inferior al número de 5.

ARTICULO 20: De las deliberaciones y acuerdos del Directorio se dejará constancia en un libro especial de actas, que será firmado por los Directores que hubieren concurrido a la sesión. Cada acta deberá contener los acuerdos adoptados, fecha y nombre de los Directores participantes.

ARTICULO 21:  Los  dirigentes  cesarán  en  sus  cargos  por  las siguientes causas:

1.       Por cumplimiento del plazo de designación como dirigentes.
2.       Por renuncia al cargo directivo, la que deberá presentarse por escrito al Directorio.
3.       Por inhabilidades sobrevinientes.
4.       Por pérdida de  la  calidad de  afiliado  a  la  respectiva Organización.
5.       No dar cumplimiento a las disposiciones establecidas en el Artículo 8.

ARTICULO 22: En el evento que un Director cese en su cargo, la Directiva procederá a la elección respectiva para suplir la vacancia conforme lo señala el Artículo Nº 11.

ARTICULO 23: El Presidente será civilmente responsable de la Organización y tiene las siguientes atribuciones:

1.       Representar judicial y extrajudicialmente a la organización, según lo dispuesto en el artículo 4 inciso segundo de la ley 19.418, sin perjuicio de la representación que le corresponda al directorio, conforme al lo señalado en la letra e) del articulo 23 de la misma disposición legal.
2.       Presidir las reuniones del Directorio y las asambleas de socios.
3.       Ejecutar los acuerdos del Directorio y de la Asamblea, sin perjuicio de las funciones que los estatutos encomienden al Secretario, Tesorero y otros funcionarios que designe el directorio.
4.       Organizar los trabajos del directorio y proponer el plan general de actividades de la Organización, estando facultado para establecer prioridades en su ejecución.
5.       Velar por el cumplimiento de los estatutos, reglamentos y acuerdos de la Organización.
6.       Nombrar las comisiones de trabajo que estime convenientes en acuerdo con el Directorio.
7.       Firmar la documentación propia de su cargo y aquella en que deba representar a la organización.
8.       Dar  cuenta,  en  la  asamblea general  ordinaria  de socios  que corresponda en nombre  del  directorio, de la marcha de la organización e inversiones de los recursos que integran el patrimonio de la Organización y del funcionamiento general de esta durante el año anterior.
9.       Las demás atribuciones que determinen los estatutos, o se le encomienden.
10.    Velar por la correcta administración de dineros.

ARTICULO 24: Los deberes y atribuciones del secretario serán los siguientes:

1.       Llevar y mantener los libros de actas del Directorio y el de asambleas de socios y el libro de registro de afiliados de esta Organización.
2.       Formar la tabla de sesiones de directorio y de asambleas generales de acuerdo con el Presidente.
3.       Despachar las citaciones a asambleas  y reuniones del Directorio.
4.       Autorizar con su firma la correspondencia y documentación de la institución con excepción de aquellas que corresponde al Presidente y recibir y despachar la correspondencia general;
5.       Autorizar con su firma las actas de las reuniones del Directorio y de las Asambleas  y otorgar copias autorizadas de ellas actas cuando se le solicite.
6.       Remitir al Secretario Municipal, cada seis meses, certificación de las nuevas incorporaciones o retiro del registro de asociados.
7.       Procurar el debido acceso al registro de afiliados de todas y cada uno de los socios.
8.       Entregar en el mes de marzo de cada año una copia actualizada y debidamente  autorizada del Registro de Socios al Secretario Municipal.
9.       En general, cumplir con todas las tareas que le encomiende el Directorio,  el  Presidente,  los  estatutos y los reglamentos, relacionados con sus funciones.
10.    Generar y mantener actualizado un sitio de Internet que entre otros podrá ser utilizado como una vía de comunicación con todos los afiliados.
11.    Diseñar y proponer al Directorio la tarjeta de identificación de los socios del Club.

ARTICULO 25: Las funciones del Tesorero serán las siguientes:

1.       Cobrar las cuotas de incorporación, ordinarias y extraordinarias otorgando recibos por las cantidades correspondientes.
2.       Llevar un registro contable con las entradas y gastos de la organización.
3.       Mantener al día la documentación financiera de la organización, especialmente el archivo de facturas, recibos y demás comprobantes de ingreso y egresos.
4.       Elaborar estado de caja para mostrar resultados.
5.       Preparar el  balance anual o la cuenta de resultados que el directorio deberá proponer anualmente a la asamblea general.
6.       Mantener  al  día  un  inventario  de  todos  los  bienes  de  la organización.
7.       En general, cumplir con todas las tareas que le encomiende el directorio,  el  Presidente,  los estatutos y los  reglamentos, relacionados con sus funciones.
8.       Proporcionar a cualquier afiliado y en especial al Directorio información que se le solicite  acerca del  ejercicio de sus funciones.

ARTICULO 26: La Asamblea nombrará anualmente una Comisión Fiscalizadora de Finanzas, que estará compuesta por tres miembros, preferentemente por personas que tengan grado académicos en las especialidades de contabilidad, a la cual corresponderá revisar las cuentas e informar a la Asamblea sobre el balance o cuenta de resultados, inventario y contabilidad de la Organización, a lo menos 2 veces al año, exponiendo en ese documento su apreciación sobre los resultados.

ARTICULO 27: La comisión Revisara de Cuentas será presidida por el que obtenga el mayor número de sufragios y no podrá intervenir en los actos administrativos del Directorio. En caso de vacancia de uno o más cargos en la comisión revisora de cuentas, el Directorio citará a una Asamblea Ordinaria, con el fin de elegir a los reemplazantes definitivos o temporales según la naturaleza definitiva o temporal del impedimento del miembro o miembros titulares. 

TITULO IV

DE LAS ASAMBLEAS

ARTICULO 28: La Asamblea será el órgano resolutivo superior de la Organización, y estará constituida por la reunión del conjunto de sus afiliados. Sus acuerdos obligan a los socios presentes y ausentes, siempre que hubieren sido tomados en la forma establecida por los estatutos, no fueren contrarios a las leyes y reglamentos. Las citaciones a las asambleas  generales ordinarias serán efectuadas por el Presidente y el Secretario o quienes los reemplacen de acuerdo a estos estatutos.

ARTICULO 29: El Directorio deberá citar a asambleas en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año y en ellas podrá tratarse cualquier asunto relacionado con los intereses de la Organización.

ARTICULO 30: En la asamblea general ordinaria de marzo, el directorio rendirá la cuenta del manejo e inversión de los recursos que integran el patrimonio de la Organización y del funcionamiento general de ésta durante el año anterior, presentando al efecto el balance o cuenta de resultados, además del inventario y memoria del ejercicio anterior. Dicho informe deberá encontrarse a disposición de los afiliados a lo menos con 7 días de anticipación a la fecha de celebración de la Asamblea.

ARTICULO 31: En todas las citaciones a asambleas deberá indicarse los objetivos, la fecha, hora y lugar de su celebración.

ARTICULO 32: Las citaciones a la asamblea se harán por circular, mail o aviso telefónico con siete días de anticipación a lo menos.

ARTICULO 33: Los acuerdos en las asambleas generales se tomarán por mayoría absoluta de los socios presentes.

ARTICULO 34: Cada socio tendrá derecho a un voto y no existirá voto por poder.

ARTICULO 35: Los acuerdos adoptados estarán contenidos en un libro especial de actas, empastado y foliado, que será llevado por el Secretario de la Organización. Las actas serán firmadas por el Presidente, por el Secretario o por quienes hagan sus veces, y, además por los asistentes o por dos de ellos que designe la asamblea. Cada acta deberá contener a lo menos:

1.       Día, hora y lugar de la asamblea
2.       Nombre de quien la presidió y de los demás Directores presentes
3.       Número de asistencia
4.       Materias Tratadas
5.       Un extracto de las deliberaciones
6.       Acuerdos adoptados.

ARTICULO 36: Las asambleas serán presididas por el Presidente de la organización y actuará como Secretario el que lo sea del directorio o las personas que hagan las veces. Si faltare el Presidente presidirá la asamblea el vicepresidente.  

TITULO V PATRIMONIO DE LA ORGANIZACIÓN, VIÁTICOS Y FIJACIÓN DE CUOTAS DE INCORPORACIÓN Y ORDINARIAS

ARTICULO 37: El patrimonio de esta organización estará integrado por:

1.       Las cuotas ordinarias y extraordinarias que acuerde la Asamblea, conforme a los estatutos.
2.       Las donaciones o asignaciones por causa de muerte que se le hicieren
3.       Los bienes muebles e inmuebles que adquiriere a cualquier título
4.       Los ingresos provenientes de beneficios, rifas, fiestas sociales y otros de naturaleza similar
5.       Las subvenciones, aportes o fondos fiscales o municipales que se le otorguen.
6.       Los demás ingresos que perciba a cualquier título.

ARTICULO 38: Los fondos de la Organización deberán depositarse en el banco o institución financiera legalmente reconocida, que el Directorio determine, a nombre de la misma Organización. No podrá mantener en caja y en dinero efectivo una suma superior a 5 unidades tributarias mensuales.

ARTICULO 39: El Presidente y el Tesorero de la Organización podrán girar conjuntamente sobre los fondos depositados, previa aprobación del Directorio.

ARTICULO 40 : Los cargos de Directores de la Organización son esencialmente gratuitos, prohibiéndose la fijación de cualquier tipo de remuneración. No obstante, el Directorio podrá autorizar el financiamiento de los gastos de locomoción colectiva y otros gastos menores en que pueda incurrir los Directores o afiliados comisionados para una determinada gestión. Finalizada ésta, deberá rendirse cuenta circunstanciada del empleo de los fondos al Directorio.

ARTICULO 41: Además del gasto señalado en el artículo anterior, el Directorio podrá autorizar el financiamiento de viáticos a los directores y afiliados que deban trasladarse fuera de la localidad o ciudad de asiento de la Organización, cuando deban realizar una comisión encomendada por ella y que diga relación directa con sus intereses. El viático diario comprende gastos de alimentación y alojamiento y no podrá exceder de 4 UF diarias. Si no fuere necesario alojamiento, el viático no podrá ser superior al 50% del señalado precedentemente.

ARTICULO 42: La cuota ordinaria mensual, cuota de incorporación y valores por uso de canchas y otros bienes, se determinará por asamblea general ordinaria del año respectivo a propuesta del directorio. Dichos valores podrán anualmente incrementarse por el Índice de Precios al Consumidor.  En el cobro de la cuota de incorporación, el Directorio tendrá facultades para aplicar, cuando la situación lo amerite, un descuento de hasta el 50% en casos calificados.

ARTICULO 43: Corresponderá al Directorio dentro de sus facultades de administración, determinar la inversión de los fondos de la Organización, en cumplimiento de los fines y de los acuerdos de la Asamblea General. En todo caso, los fondos recaudados por concepto de cuotas extraordinarias, no podrán ser destinados a otros fines que al objeto para el cual fueron recaudados, a menos que la Asamblea General, especialmente convocada al efecto, resuelva darle otro destino.  

TITULO VI DE LA MODIFICACIÓN DE ESTATUTOS Y DE LA DISOLUCIÓN

ARTICULO 44: La organización podrá modificar sus estatutos por acuerdo de asamblea y por votación mayoritaria.

ARTICULO 45: La organización podrá disolverse por acuerdo de asamblea, adoptado por dos tercios de los socios presentes, sin perjuicio de la disolución dictada por decreto alcaldicio en virtud de alguna de las causales señaladas en el artículo 34 de la ley 19.418. Acordada la disolución del club sus bienes serán entregados a la entidad denominada «Unión Comunal de Clubes de Tiro al Blanco de la Región Metropolitana» cuyo nombre de  fantasía es  «Asociación Deportiva Metropolitana de Tiro al  Blanco»  la cual  goza de personalidad Jurídica.  

TITULO VII

 ARTÍCULOS TRANSITORIOS

ARTICULO 1: Los socios fundadores de esta Organización, cuyos nombres y firmas se indican en documento adjunto catalogado como Anexo A, elegirán a la Directiva del Club de Tiro Lampa, la que permanecerá en sus cargos por seis meses.

ARTICULO 2: Cumplido el plazo estipulado en el Artículo anterior, se convocará a elecciones de Directores conforme lo establecen los Artículos Nºs 10,11,12,13 y 14.

ARTICULO 3: En la primera reunión de asamblea deberá aprobarse el Estatuto del Club, el cual se protocolizará ante notario y será de responsabilidad de la Directiva instaurada proceder con los trámites legales que correspondan, como asimismo, iniciar los enlaces con los organismos relacionados.

ARTICULO 4: Se fija como cuota de incorporación para el ingreso al Club, el valor de $ 130.000.  Como cuota mensual el valor de $ 8.000.

ARTICULO 5: Los socios fundadores, que constituyen el Club de Tiro Lampa, deberán necesariamente estar en mutuo acuerdo sobre la calidad humana, conducta, honradez, vocación, comportamiento digno, antecedentes personales y demás valores morales y éticos de todos los integrantes que conforman esta organización, no pudiendo existir discrepancias de opinión sobre la situación de una persona en particular.

ARTICULO 6: Será de responsabilidad del Directorio Provisional, complementar los presentes estatutos con los reglamentos respectivos, a saber:
1.       Manipulación y uso de armas de fuego en las canchas de tiro.
2.       Registro de información de asociados.
3.       Manejo y control de los recursos financieros.
4.       Informes de gestión y control.
5.       Proceso comunicacional.

 

REPUBLICA DE CHILE
MINISTERIO DE DEFENSA NACIONAL
Dirección General de Movilización Nacional
TITULO I
CONTROL DE ARMAS Y ELEMENTOS SIMILARES
ARTICULO 1.- El Ministerio de Defensa Nacional a través de la Dirección General de Movilización
Nacional estará a cargo de la supervigilancia y control de las armas, explosivos, fuegos artificiales
y artículos pirotécnicos y otros elementos similares de que trata esta Ley.
Sin perjuicio de lo señalado en el inciso anterior, la Dirección General de
Movilización Nacional actuará como autoridad central de coordinación de todas las autoridades
ejecutoras y contraloras que correspondan a las comandancias de guarnición de las Fuerzas
Armadas y autoridades de Carabineros de Chile y, asimismo, de las autoridades asesoras que
correspondan al Banco de Pruebas de Chile y a los servicios especializados de las Fuerzas
Armadas, en los términos previstos en esta ley y en su reglamento.
ARTICULO 2.- Quedan sometidos a este control:
a) El material de uso bélico, entendiéndose por tal, las armas cualquiera sea su naturaleza,
construidas para ser utilizadas en la guerra por las Fuerzas Armadas, y los medios de
combate terrestres, navales y aéreos, fabricados o acondicionados especialmente para esta
finalidad;
b) Las armas de fuego, sea cual fuere su calibre, y sus partes y piezas;
c) Las municiones y cartuchos;
d) Los explosivos, bombas y otros artefactos de similar naturaleza, y sus partes y piezas;
e) Las sustancias químicas que esencialmente son susceptibles de ser usadas o empleadas para
la fabricación de explosivos, o que sirven de base para la elaboración de municiones,
proyectiles, misiles o cohetes, bombas, cartuchos y los elementos lacrimógenos o de efecto
fisiológico;
f) Los fuegos artificiales, artículos pirotécnicos y otros artefactos de similar naturaleza, sus
partes y piezas. En este caso no será aplicable lo dispuesto en los artículos 8º y 14º A, y
g) Las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría, prueba, almacenamiento o depósito
de estos elementos
Para los efectos de este control, las autoridades a que se refiere el artículo 1° de esta ley
podrán ingresar a los polígonos de tiro.
ARTICULO 3.- Ninguna persona podrá poseer o tener armas largas cuyos cañones hayan sido
recortados, armas cortas de cualquier calibre que funcionen en forma totalmente automática,
armas de fantasía, entendiéndose por tales aquéllas que se esconden bajo una apariencia
inofensiva; armas cuyos números de serie se encuentren adulterados o borrados; ametralladoras,
subametralladoras; metralletas o cualquiera otra arma automática y semiautomática de mayor
poder destructor o efectividad, sea por su potencia, por el calibre de sus proyectiles o por sus
dispositivos de puntería.
Asimismo, ninguna persona podrá poseer o tener artefactos fabricados sobre la base de
gases asfixiantes, paralizantes o venenosos, de sustancias corrosivas o de metales que por la
expansión de los gases producen esquirlas, ni los implementos destinados a su lanzamiento o
activación, así como tampoco bombas o artefactos incendiarios.
Además, ninguna persona podrá poseer o tener armas de fabricación artesanal ni armas
transformadas respecto de su condición original, sin autorización de la Dirección General de
Movilización Nacional.
Se exceptúa de estas prohibiciones a las Fuerzas Armadas y a Carabineros de Chile. La
Policía de Investigaciones de Chile, Gendarmería de Chile y la Dirección General de Aeronáutica
Civil estarán exceptuadas sólo respecto de la tenencia y posesión de armas automáticas livianas y
semiautomáticas, y de disuasivos químicos, lacrimógenos, paralizantes o explosivos y de
granadas, hasta la cantidad que autorice el Ministro de Defensa Nacional, a proposición del
Director del respectivo Servicio. Estas armas y elementos podrán ser utilizados en la forma que
señale el respectivo Reglamento Orgánico y de Funcionamiento Institucional.
En todo caso, ninguna persona podrá poseer o tener armas denominadas especiales, que
son las que corresponden a las químicas, biológicas y nucleares.
ARTICULO 3 A.- Los fuegos artificiales, artículos pirotécnicos y otros artefactos similares, que se
importen fabriquen, transporten, almacenen o distribuyan en el país, deberán cumplir con los
requisitos y especificaciones técnicas que establezca el Reglamento.

Prohíbese la fabricación, importación, comercialización, distribución, venta, entrega a
cualquier título y uso de fuegos artificiales, artículos pirotécnicos y otros artefactos de similar
naturaleza, sus piezas o partes, comprendidos en los grupos números 1 y 2 del Reglamento
Complementario de esta ley, contenido en el Decreto Supremo N° 77, de 1982, del Ministerio de
Defensa Nacional.
ARTICULO 4.- Para fabricar, armar, transformar, importar o exportar las armas o elementos
indicados en el artículo 2º y para hacer instalaciones destinadas a su fabricación, armaduría,
almacenamiento o depósito, se requerirá autorización de la Dirección General de Movilización
Nacional, la que se otorgará en la forma y condiciones que determine el reglamento.
Ninguna persona, natural o jurídica, podrá poseer o tener las armas, elementos o
instalaciones indicados en el artículo 2º, ni transportar, almacenar, distribuir o celebrar
convenciones sobre dichas armas y elementos sin la autorización de la misma Dirección o de las
autoridades a que se refiere el inciso siguiente dada en la forma que determine el reglamento. Sin
embargo, tratándose de las armas y elementos establecidos en la letra a) del artículo 2º, esta
autorización, sólo podrá ser otorgadas por la Dirección General de Movilización Nacional.
La autorización que exige el inciso anterior, con la excepción señalada, deberá otorgarse
por las Comandancias de Guarnición de las Fuerzas Armadas o por la Autoridad de Carabineros
de Chile de mayor jerarquía, designadas en uno o en otro caso por el Ministro de Defensa
Nacional, a proposición del Director General de Movilización Nacional, el que podrá también
señalar para este efecto, a nivel local, y con las facultades que indica el reglamento, a otras
autoridades militares o de Carabineros de Chile.
Sin perjuicio de lo señalado en los incisos precedentes, el Banco de Pruebas de Chile
continuará asesorando a la Dirección General de Movilización Nacional, a través del Instituto de
Investigaciones y Control del Ejército (IDIC), en la determinación de la peligrosidad, estabilidad y
calidad de las armas y elementos sometidos a control. En cuanto al material de uso bélico
fabricado por las empresas privadas, su peligrosidad, estabilidad, funcionamiento y calidad será
controlado y certificado por los servicios especializados de las Fuerzas Armadas.
El Director General de Movilización Nacional podrá solicitar por intermedio del Ministro de
Defensa Nacional, la asesoría técnica a organismos o personal dependiente de las Instituciones
de las Fuerzas Armadas, para supervisar, en las fábricas de material de uso bélico autorizadas, el
proceso de fabricación, la producción y los inventarios.
El derecho a adquirir, almacenar y manipular explosivos por quienes laboran en faenas
mineras será objeto de un reglamento especial dictado por el Ministerio de Defensa Nacional con
la asesoría del Servicio Nacional de Geología y Minería.
Las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile, estarán exceptuados de las
autorizaciones y controles a que se refieren los incisos precedentes, como asimismo, lo que las
Fábricas y Maestranzas del Ejército, Astilleros y Maestranzas de la Armada y la Empresa Nacional
de Aeronáutica produzcan para el uso de la Instituciones de la Defensa Nacional. Sin embargo el
Ministro de Defensa Nacional autorizará a dichas empresas en lo relativo a la exportación de las
armas y elementos indicados en el artículo 2º, y respecto de lo que produzcan para los
particulares e industria bélica privada.
ARTICULO 5.- Toda arma de fuego que no sea de las señaladas en el artículo 3º deberá ser
inscrita a nombre de su poseedor o tenedor ante las autoridades indicadas en el artículo anterior.
En el caso de personas naturales, la autoridad competente será la que corresponda a la residencia
del interesado y en el caso de las personas jurídicas, las del lugar en que se guarden las armas.

La Dirección General de Movilización Nacional llevará un Registro Nacional de las
inscripciones de armas.
La inscripción sólo autoriza a su poseedor o tenedor para mantener el arma en el bien raíz
declarado correspondiente a su residencia, a su sitio de trabajo o al lugar que se pretende
proteger.
Las referidas autoridades sólo permitirán la inscripción del arma cuando, a su juicio, su
poseedor o tenedor sea persona que, por sus antecedentes, haga presumir que cumplirá lo
prescrito en el inciso anterior.
El cumplimiento de lo dispuesto en el inciso tercero podrá ser verificado exclusivamente
por las autoridades fiscalizadoras a que se refiere el artículo 1º de esta ley, dentro de su
respectiva jurisdicción, y por los funcionarios de Carabineros de Chile, quienes deberán exhibir
una orden escrita expedida por el Comisario a cuya jurisdicción corresponda el lugar autorizado
para mantener el arma.
Esta diligencia sólo podrá realizarse entre las ocho y las veintidós horas y no requerirá de
aviso previo. La fiscalización referida no facultará a quien la practique para ingresar al domicilio
del fiscalizado.
El poseedor o tenedor estará obligado a exhibir el arma, presumiéndose que ésta no se
encuentra en el lugar autorizado, en caso de negativa de aquél a mostrarla. Si el arma no es
exhibida, se lo denunciará, a fin de que se investigue la eventual comisión de alguno de los delitos
previstos en los artículos 11 ó 14 A. Si el poseedor o tenedor no es habido, no podrá practicarse
la fiscalización.
Sin perjuicio de lo anterior, si el poseedor o tenedor se ausentare del lugar autorizado
para mantener el arma, podrá depositarla, por razones de seguridad, ante la autoridad contralora
de su domicilio, la que, en la forma que disponga el reglamento, emitirá una guía de libre tránsito
para su transporte, guarda y depósito.
Asimismo, el poseedor o tenedor, previa solicitud fundada, será autorizado para
transportar el arma de fuego al lugar que indique y mantenerla allí hasta por un plazo de sesenta
días. La autorización deberá señalar los días específicos en que el arma podrá transportarse. En
caso de que el poseedor o tenedor, por cualquier circunstancia, requiera transportar el arma de
fuego en día distinto del señalado en la autorización, podrá solicitar, por una sola vez, un permiso
especial a la autoridad contralora correspondiente.
Las personas que al momento de inscribir un arma ante la autoridad fiscalizadora, se
acrediten como deportistas o cazadores tendrán derecho, en el mismo acto, a obtener un permiso
para transportar las armas que utilicen con esas finalidades. El permiso antes señalado se
otorgará por un período de dos años y no autorizará a llevar las armas cargadas en la vía pública.
El transporte a que se refiere este artículo no constituirá porte de armas para los efectos
del artículo 6°.

En caso de fallecimiento de un poseedor o tenedor de arma de fuego inscrita, el heredero
o la persona que tenga la custodia de ésta u ocupe el inmueble en el que el causante estaba
autorizado para mantenerla, o aquél en que efectivamente ella se encuentre, deberá comunicar a
la autoridad contralora la circunstancia del fallecimiento y la individualización del heredero que,
bajo su responsabilidad, tendrá la posesión provisoria de dicha arma hasta que sea adjudicada,
cedida o transferida a una persona que cumpla con los requisitos para inscribir el arma a su
nombre. Si la adjudicación, cesión o transferencia no se hubiere efectuado dentro del plazo de
noventa días, contado a partir de la fecha del fallecimiento, el poseedor tendrá la obligación de
entregar el arma en una Comandancia de Guarnición de las Fuerzas Armadas o en una
Comisaría, Sub Comisaría o Tenencia de Carabineros de Chile. La autoridad contralora procederá
a efectuar la entrega a quien exhiba la inscripción, a su nombre, del arma de fuego depositada. La
infracción de lo establecido en esta norma será sancionada por la autoridad contralora con multa
de cinco a diez unidades tributarias mensuales.
ARTÍCULO 5° A.- Las autoridades señaladas en el artículo 4° sólo permitirán la inscripción de una
o más armas cuando su poseedor o tenedor cumpla con los siguientes requisitos:
a) Ser mayor de edad. Se exceptúan de este requisito los menores de edad que se
encuentren registrados como deportistas, debidamente autorizados por sus representantes
legales, para el solo efecto del desarrollo de dichas actividades. En este caso, el uso y transporte
de las armas deberá ser supervisado por una persona mayor de edad, quien será legalmente
responsable del uso y transporte de las mismas;
b) Tener domicilio conocido;
c) Acreditar que tiene los conocimientos necesarios sobre conservación, mantenimiento
y manejo del arma que pretende inscribir, y que posee una aptitud física y psíquica compatible con
el uso de armas.
El reglamento determinará el modo de acreditar dicha aptitud física y psíquica;
d) No haber sido condenado por crimen o simple delito, lo que se acreditará con el
respectivo certificado de antecedentes. Sin embargo, en el caso de personas que no hayan sido
condenadas por delitos que merezcan pena aflictiva, el Subsecretario de Guerra, previo informe
del Director General de Movilización Nacional, podrá autorizar se practique la inscripción del arma
por resolución fundada, la que deberá considerar la naturaleza y gravedad del delito cometido, la
pena aplicada, el grado de participación, la condición de reincidencia, el tiempo transcurrido desde
el hecho sancionado y la necesidad, uso, tipo y características del arma cuya inscripción se
requiere;
e) No haber sido dictado a su respecto auto de apertura del juicio oral. Para estos
efectos, los jueces de garantía deberán comunicar mensualmente a la Dirección General de
Movilización Nacional las personas respecto de las cuales se hubiera dictado dicha resolución, y
f) No haber sido sancionado en procesos relacionados con la ley N° 19.325, sobre
Violencia Intrafamiliar.
La letra c) del inciso primero no se aplicará a los miembros en servicio activo de las
Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública y de Gendarmería de Chile.
El cumplimiento del requisito establecido en la letra f) se acreditará con el respectivo
certificado de antecedentes emitido por el Servicio de Registro Civil e Identificación.
El poseedor o tenedor de un arma inscrita deberá acreditar, cada cinco años, contados
desde la fecha de la inscripción, que cumple con el requisito contemplado en la letra c) del inciso
primero de este artículo.
Si, por circunstancia sobreviniente, el poseedor o tenedor de un arma inscrita pierde las
aptitudes consignadas en la letra c) o es condenado en conformidad con la letra d), o bien
sancionado en los procesos a que se refiere la letra f), la Dirección General de Movilización
Nacional deberá proceder a cancelar la respectiva inscripción, reemplazándola por una nueva a
nombre de la persona que el poseedor o tenedor original señale y que cuente con autorización
para la posesión o tenencia de armas.
ARTÍCULO 6º.- Ninguna persona podrá portar armas de fuego fuera de los lugares indicados en
el artículo 5° sin permiso de las autoridades señaladas en el artículo 4°, las que podrán otorgarlo
en casos calificados y en virtud de una resolución fundada, de acuerdo con los requisitos y
modalidades que establezca la Dirección General de Movilización Nacional.
El permiso durará un año como máximo y sólo autorizará al beneficiario para portar un
arma. Estas autorizaciones se inscribirán en el Registro Nacional de Armas.

No requerirá este permiso el personal señalado en el inciso cuarto del artículo 3°, sin
perjuicio de lo que disponga la reglamentación institucional respectiva. Asimismo, no requerirán
este permiso, los aspirantes a oficiales de Carabineros ni los aspirantes a oficiales de la Policía de
Investigaciones, que cursen tercer año en las Escuelas de Carabineros y de Investigaciones
Policiales, durante la realización de las respectivas prácticas policiales.
Se exceptúan también los deportistas, los cazadores y los vigilantes privados que sean
autorizados por la autoridad contralora y que cumplan con los requisitos señalados en el
reglamento. Tendrán la calidad de cazadores aquéllos que cuenten con permiso de caza al día
otorgado por el Servicio Agrícola y Ganadero y los deportistas que se encuentren debidamente
inscritos en clubes afiliados a federaciones cuyos socios utilicen armas como implementos
deportivos. Estas autorizaciones no constituyen permiso de porte de armas y sólo habilitan para
transportar y utilizar armas en las actividades indicadas.
Corresponderá a la Dirección General de Movilización Nacional velar por la regularidad
de las inscripciones a que se refiere el artículo 5°, representando a las autoridades señaladas en
el inciso tercero del artículo 4° cualquier situación ilegal o antirreglamentaria en las inscripciones
autorizadas, para su inmediata corrección.
La Dirección General y las autoridades indicadas en el inciso anterior podrán, en virtud
de una resolución fundada, denegar, suspender, condicionar o limitar las autorizaciones que exige
esta ley.
ARTICULO 7.- Las autoridades indicadas en el inciso tercero del artículo 4º no podrán conceder
las autorizaciones y permisos ni aceptar las inscripciones que se establecen en los artículos 4º, 5º
y 6º de más de dos armas de fuego a nombre de una misma persona.
Sin embargo, por resolución fundada de la Dirección General de Movilización Nacional, se
podrán otorgar las referidas autorizaciones y los permisos e inscripciones de más de dos armas a
personas jurídicas o a personas naturales debidamente calificadas.
Se exceptúan de lo dispuesto en los incisos anteriores las personas naturales o jurídicas
que estuvieren inscritas como coleccionistas, cazadores, deportistas o comerciantes autorizados
para vender armas, y las empresas que contraten vigilancia privada.
Las personas autorizadas como coleccionistas quedan facultadas para mantener sus
armas declaradas con sus características y estado original, debiendo adoptar las medidas de
seguridad que se señalen en el reglamento.
Los cazadores podrán inscribir aquellas armas que correspondan a la naturaleza y clase
de caza que efectúen, no pudiendo sus armas ser automáticas o semiautomáticas.
El reglamento establecerá las modalidades y limitaciones respecto a las autorizaciones,
permisos e inscripciones a que se refieren los tres incisos anteriores.
TITULO II
DE LA PENALIDAD
ARTICULO 8.- Los que organizaren, pertenecieren, financiaren, dotaren, instruyeren, incitaren o
indujeren a la creación y funcionamiento de milicias privadas, grupos de combate o partidas
militarmente organizadas, armadas con algunos de los elementos indicados en el artículo 3°, serán
sancionados con la pena de presidio mayor en cualquiera de sus grados.
Incurrirán en la misma pena, disminuida en un grado, los que a sabiendas ayudaren a la
creación y funcionamiento de milicias privadas, grupos de combate o partidas militarmente
organizadas, armados con algunos de los elementos indicados en el artículo 3º.
Los que cometieren alguno de los actos a que se refiere el inciso primero con algunos de
los elementos indicados en el artículo 2º y no mencionados en el artículo 3º, serán sancionados
con la pena de presidio o relegación menores en su grado máximo a presidio o relegación
mayores en su grado mínimo cuando amenacen la seguridad de las personas.
Si los delitos establecidos en los incisos anteriores fueren cometidos por miembros de las
Fuerzas Armadas o de Orden y Seguridad Pública, en servicio activo o en retiro, la pena será
aumentada en un grado.
En los casos en que se descubra un almacenamiento de armas, se presumirá que forman
parte de las organizaciones a que se refieren los dos primeros incisos de este artículo, los
moradores de los sitios en que estén situados los almacenamientos y los que hayan tomado en
arrendamiento o facilitado dichos sitios. En estos casos se presumirá que hay concierto entre
todos los culpables.
En tiempo de guerra externa, las penas establecidas en los incisos primero y tercero de
este artículo serán, respectivamente, presidio mayor en su grado medio a presidio perpetuo y
presidio mayor en su grado mínimo a presidio perpetuo.
ARTICULO 9.- Los que poseyeren o tuvieren algunas de las armas o elementos señalados en las
letras b), c), d) y e) del artículo 2º, sin las autorizaciones a que se refiere el artículo 4º o sin la
inscripción establecida en el artículo 5º, serán sancionados con presidio menor en su grado medio
a presidio mayor en su grado mínimo.
No obstante, si de los antecedentes o circunstancias del proceso pudiera presumirse
fundadamente que la posesión o tenencia de las armas o elementos a que se refiere el inciso
anterior estaba destinada a fines distintos que los de alterar el orden público, atacar a las Fuerzas
Armadas o a las de Orden y Seguridad Pública o perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la
multa de once a cincuenta y siete unidades tributarias mensuales.
En tiempo de guerra la pena será presidio mayor en cualquiera de sus grados, siempre
que las circunstancias o antecedentes permitan presumir al tribunal que la posesión o tenencia de
armas, estaba destinada a alterar el orden público o a atacar a las Fuerzas Armadas, a las
Fuerzas de Orden y Seguridad Pública o a civiles.
ARTÍCULO 9º A.- Será sancionado con la pena de presidio menor en cualquiera de sus grados, el
que, a sabiendas:
1º No siendo poseedor, tenedor o portador de un arma de fuego inscrita, adquiriere las
municiones o cartuchos a que se refiere la letra c) del artículo 2º.
2° Siendo poseedor, tenedor o portador de un arma de fuego inscrita, adquiriere
municiones o cartuchos que no correspondan al calibre de ésta.
3° Vendiere municiones o cartuchos sin contar con la autorización respectiva.
4° Estando autorizado para vender municiones o cartuchos, omitiere registrar la venta con
la individualización completa del comprador y del arma respectiva.
ARTICULO 10.- Los que fabricaren, armaren, transformaren, importaren, internaren al país,
exportaren, transportaren, almacenaren, distribuyeren o celebraren convenciones respecto de los
elementos indicados en las letras a), b), c), d) y e) del artículo 2º, sin la autorización a que se
refiere el artículo 4º, serán sancionados con la pena de presidio menor en su grado medio a
presidio mayor en su grado medio.
La misma sanción se aplicará a quienes construyan, acondicionen, utilicen o posean las
instalaciones señaladas en la letra g) del artículo 2º, sin la autorización que exige el inciso primero
del artículo 4º.
No obstante lo establecido en los incisos anteriores, si las circunstancias y antecedentes
del proceso permiten presumir fundadamente que el transporte, almacenamiento o celebración de
convenciones respecto de las armas o elementos indicados en las letras b) y c) del artículo 2° no
estaban destinados a alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o a las de Orden y
Seguridad Pública o a perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la pena de multa de once a
cincuenta y siete unidades tributarias mensuales.
El incumplimiento grave de las condiciones impuestas en la autorización otorgada en la
forma prevista por el artículo 4º, será sancionado con la pena de multa de ciento noventa a mil
novecientas unidades tributarias mensuales y con la clausura de las instalaciones, almacenes o
depósitos, además de la suspensión o revocación de aquélla, en la forma que establezca el
reglamento.
La pena establecida en el inciso primero, en tiempo de guerra será presidio mayor en su
grado medio a presidio perpetuo.
ARTICULO 11.- Los que portaren armas de fuego sin el permiso establecido en el artículo 6°
serán sancionados con la pena de presidio menor en su grado medio a presidio mayor en su grado
mínimo.
Sin embargo, si de las circunstancias o antecedentes del proceso pudiera presumirse
fundadamente que la posesión o porte del arma estaba destinado a fines distintos que los de
alterar el orden público, atacar a las Fuerzas Armadas o de Orden y Seguridad Pública o
perpetrar otros delitos, se aplicará únicamente la pena de multa de once a cincuenta y siete
unidades tributarias mensuales.
En tiempo de guerra, la pena será de presidio mayor en su grado mínimo a presidio
perpetuo, siempre que las circunstancias o antecedentes permitan presumir al tribunal que el
arma que se portaba estaba destinada a alterar el orden público o a atacar a las Fuerzas
Armadas o a las de Orden y Seguridad Pública o a civiles.
ARTICULO 12.- Los que cometieren los delitos sancionados en los artículos 9, 10 y 11 con más
de dos armas de fuego, sufrirán la pena superior en uno o dos grados a la señalada en dichos
artículos.
ARTICULO 13.- Los que poseyeren o tuvieren alguna de las armas o elementos señalados en los
incisos primero, segundo o tercero del artículo 3° serán sancionados con presidio menor en su
grado máximo a presidio mayor en su grado mínimo.
Si dichas armas son material de uso bélico o aquéllas señaladas en el inciso final del
artículo 3°, la pena será de presidio mayor en su grado mínimo a medio.
En tiempo de guerra la pena será de presidio mayor en su grado medio a presidio
perpetuo.
Los incisos anteriores no se aplicarán a quienes hayan sido autorizados en la forma y para los
fines establecidos en el inciso primero del artículo 4º.
ARTICULO 14.- Los que portaren alguna de las armas o elementos señalados en los incisos
primero, segundo o tercero del artículo 3° serán sancionados con presidio menor en su grado
máximo a presidio mayor en su grado mínimo.
Si dichas armas son material de uso bélico o aquéllas señaladas en el inciso final del
artículo 3°, la pena será de presidio mayor en sus grados mínimo a medio.

En tiempo de guerra, la pena será de presidio mayor en su grado medio a presidio
perpetuo.
ARTICULO 14 A.- Los que abandonaren armas o elementos sujetos a control de esta ley,
incurrirán en la pena de multa de ocho a cien unidades tributarias mensuales.
Se presumirá que existe abandono cuando no se haya comunicado a alguna de las autoridades
indicadas en el artículo 4º, la pérdida o extravío de la especie dentro de los cinco días desde que
se tuvo o pudo tenerse conocimiento de dicha pérdida o extravío. Si esta comunicación se hubiere
efectuado ante Carabineros de Chile o la Policía de Investigaciones de Chile, estas instituciones
deberán darla a conocer oportunamente a las mencionadas autoridades.
ARTICULO 14 B.- Constituye circunstancia agravante de los delitos de que trata esta ley dotar las
armas o municiones, que se posean o tengan, de dispositivos, implementos o características que
tengan por finalidad hacerlas más eficaces, ocasionar más daño o facilitar la impunidad del
causante.
ARTICULO 14 C.- En los delitos previstos en los artículos 9° y 13°, constituye circunstancia
eximente la entrega voluntaria de las armas o elementos a las autoridades señaladas en el artículo
1°, sin que haya mediado actuación policial, judicial o del Ministerio Público de ninguna especie.
ARTICULO 15.- Sin perjuicio de la sanción corporal o pecuniaria, la sentencia respectiva
dispondrá, en todo caso el comiso de las especies cuyo control se dispone por la presente ley,
debiendo ellas ser remitidas a Arsenales de Guerra.
Las especies decomisadas no serán objeto de subasta pública.
ARTICULO 16.- El personal de la Dirección General de Movilización Nacional y el de los demás
organismos que menciona el artículo 1º, no podrá revelar los hechos, informaciones y el contenido
de las solicitudes recibidas por ellos, relativos a las materias que regula esta ley.
La misma obligación tendrá respecto de las resoluciones, oficios y providencias que
emitan la Dirección General y los organismos indicados en el artículo 1º de esta ley.

La infracción a lo dispuesto en los incisos anteriores será sancionada con las penas
establecidas en el inciso segundo del artículo 246 del Código Penal.
Sin perjuicio de lo anterior y de las facultades de supervigilancia y control de las armas
que corresponden al Ministerio encargado de la Defensa Nacional o a organismos de su
dependencia, Carabineros de Chile y la Policía de Investigaciones de Chile estarán
interconectados con la base de datos sobre inscripciones y registro de armas que debe mantener
la Dirección General de Movilización Nacional. Sólo tendrán acceso a ella los funcionarios de las
instituciones indicadas hasta los niveles de Oficiales Superiores y Prefectos. El reglamento fijará
las normas con arreglo a las cuales se consultará dicha base de datos debiendo, en todo caso,
registrarse dicha consulta y resguardarse la reserva de los antecedentes contenidos en aquélla.

ARTICULO 17.- Toda persona que sin estar autorizada para ello fuera sorprendida en polvorines
o depósitos de armas, sean estos militares, policiales o civiles, o en recintos militares o policiales
cuyo acceso esté prohibido, será sancionada con la pena de presidio o relegación menores en su
grado mínimo.
ARTÍCULO 17 A.- El empleado público que violare o consintiere en que otro violare la obligación
de reserva de la información contenida en la base de datos a que se refiere el inciso final del
artículo 16, será sancionado con la pena de reclusión menor en su grado máximo a reclusión
mayor en su grado mínimo y con la inhabilitación absoluta temporal en su grado medio a perpetua
para ejercer cargos y oficios públicos.
El funcionario que utilizare la información contenida en dicha base de datos en beneficio
propio o ajeno, en perjuicio de alguna persona, autoridad u organismo, o para ejercer presiones o
amenazas, será sancionado con la pena de reclusión mayor en sus grados mínimo a máximo y
con la inhabilitación absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos.
TITULO III
JURISDICCIÓN, COMPETENCIA Y PROCEDIMIENTO
ARTICULO 18.- Los delitos tipificados en los artículos 9º, 9º A 11º y 14ºA de esta ley serán
conocidos por los jueces de garantía y tribunales orales en lo penal, con arreglo al Código
Procesal Penal. Los mismos tribunales conocerán de los delitos tipificados en los artículos 13° y
14° cuando se cometan con bombas o artefactos incendiarios, con armas de fabricación
artesanal o transformadas respecto de su condición original, o bien con armas cuyos números de
serie se encuentren adulterados o borrados.
Los demás delitos sancionados en el título anterior serán de conocimiento, por regla
general, de los tribunales militares, de acuerdo con las normas que a continuación se señalan:
a) La denuncia podrá ser presentada ante el Ministerio Público, el cual deberá realizar las
primeras diligencias inmediato aviso al Juzgado Militar de investigación, sin perjuicio de dar
inmediato aviso al Juzgado Militar y a la Fiscalía Militar correspondientes.
b) Si el requerimiento fuere efectuado por los Comandantes de Guarnición, será competente el
Tribunal de la institución a la cual pertenezca el denunciante.
c) Si el sumario se inicia a causa de haberse practicado primeras diligencias, de acuerdo con lo
dispuesto en el artículo 128 del Código de Justicia Militar, será competente el Juzgado Militar,
Naval o Aéreo del cual dependa la Fiscalía del fuero que dispuso tales diligencias.
d) Si iniciada la persecución penal por delitos comunes se estableciere la perpetración de
cualquier delito contemplado en esta ley con respecto a los instrumentos para cometer delitos
contra las personas o contra la propiedad, no procederá la declaración de incompetencia ni la
denuncia respectiva, y será el tribunal ordinario el competente para juzgarlo.
Si la situación descrita se presentare ante cualquier Tribunal de fuero militar, se aplicará
idéntica norma.
e) Si durante la investigación de un delito común, el fiscal del Ministerio Público estableciere la
comisión de los delitos señalados en los artículos 3° y 8°, dará cuenta inmediata de los hechos
a la Comandancia de Guarnición de su jurisdicción para que, en conformidad a las reglas
establecidas en esta ley, siga el proceso correspondiente.
f) Si los delitos a que se refiere esta ley fueren cometidos en más de uno de los territorios
jurisdiccionales de los juzgados militares, será competente para conocer de ellos el Juzgado
Militar de Santiago.
ARTICULO 19.-DEROGADO
ARTICULO 20.-La tramitación de los procesos que conforme al artículo 18° deban ser conocidos
por tribunales militares se someterá a las normas establecidas en el Título II del Libro II del Código
de Justicia Militar.
a) Derogada por ley N° 18.903 de 19.ENE.990.;
b) DEROGADO
c) DEROGADO
d) DEROGADO
e) DEROGADO
DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS
ARTICULO 21.-La Dirección General de Movilización Nacional deberá colocar avisos en las
Comandancias de Guarnición, en las Prefecturas de Carabineros, en las Oficinas de Correos y
Telégrafos y en las Municipalidades, en que se informe al público sobre las prohibiciones,
permisos, autorizaciones e inscripciones a que se refiere esta ley. Además, difundirá las
disposiciones de esta ley a través de todos los medios de comunicación, de acuerdo a sus
disponibilidades presupuestarias.
ARTICULO 22.- El Presidente de la República, a petición de la Dirección General de Movilización
Nacional, podrá disponer la reinscripción de armas poseídas por particulares, como asimismo, la
prohibición de su comercio y tránsito cuando así lo aconsejaren las circunstancias.
ARTICULO 23.-El Ministerio Público o los Tribunales Militares, en su caso, mantendrán en
depósito en Arsenales de Guerra, los objetos o instrumentos de delito, sometidos a control por la
presente ley, hasta el término del respectivo procedimiento. Lo mismo ocurrirá con las armas y
demás elementos sometidos a control que hayan sido retenidos en las Aduanas del país, por
irregularidades en su importación e internación.
Si dichas especies fueren decomisadas en virtud de sentencia judicial, no serán
rematadas y quedarán, por tanto, bajo el control de las Fuerzas Armadas.
Exceptúanse de esta norma aquellas armas de interés histórico o científico policial, las
cuales previa resolución de la Dirección General de Movilización Nacional, se mantendrán en los
museos que en ese acto administrativo se indique.
Las armas de fuego y demás elementos de que trata esta ley, que se incautaren y cuyo
poseedor o tenedor se desconozca, pasarán al dominio fiscal afectas al servicio y control de las
Fuerzas Armadas, Carabineros e Investigaciones de Chile, por decreto supremo del Ministerio de
Defensa Nacional, a menos que se reclamare su posesión o tenencia legal dentro del plazo de
treinta días, contados desde la fecha de su incautación.
Una Comisión de Material de Guerra, compuesta por personal técnico de las Fuerzas
Armadas y Carabineros de Chile, designada por el Ministro de Defensa nacional, a proposición del
Director General de Movilización Nacional, propondrá el armamento y demás elementos sujetos a
control que se destinarán al uso de las Instituciones de la Defensa Nacional, o de su personal, y
las que deban ser destruidas.
ARTICULO 24.- Derógase el artículo 288 del Código Penal y la letra g) del artículo 6º de la Ley N°
12.927, sólo en cuanto se refiere a armas de fuego, explosivos y demás elementos contemplados
en la presente ley.
Esta derogación no afectará a los procesos en actual tramitación, ni al cumplimiento de las
sentencias dictadas en aplicación de las referidas disposiciones.
Todas las actuales referencias legales a los citados artículos se entenderán también
formuladas a los artículos 4º, inciso segundo y 10 de este ley.
ARTICULO 25.- DEROGADO
ARTICULO 26.- Las solicitudes relacionadas con esta ley estarán afectas a derechos cuyas tasas
no podrán exceder de una unidad tributaria mensual .
En los meses de enero y julio de cada año se establecerán, dentro del límite señalado, las
tasas de dichos derechos, las que serán fijadas por decreto supremo y regirán desde su
publicación en el Diario Oficial.
El total del rendimiento de los derechos y multas establecidos en la presente ley constituirá
ingresos propios de la Dirección General de Movilización Nacional, los cuales percibirá
directamente y administrará sin intervención del Servicio de Tesorerías.
La mencionada Dirección General proporcionará, por intermedio de sus respectivas
Instituciones, a las Comandancias de Guarnición de las Fuerzas Armadas y Autoridades de
Carabineros de Chile, que se desempeñen como autoridades fiscalizadoras, el 50% de los
derechos y multas recaudados por cada una de éstas, para que cumplan las funciones que les
encomienda esta ley.
ARTICULO 27.- Facúltase a quienes tengan o posean armas permitidas por esta Ley, para
inscribirlas antes de que se inicie procedimiento en su contra, ante las autoridades mencionadas
en el artículo 4º.
ARTICULO 28.- Las referencias que en esta ley se hacen a “tiempo de guerra” se entenderá que
aluden a “tiempo de guerra externa”.
ARTICULO TRANSITORIO.- Autorízase a las personas naturales que tengan inscritas más de dos
armas de fuego a su nombre, excluidas las de caza o de concurso, para mantenerlas en su
posesión o tenencia. Dichas personas no podrán transferirlas, sino a personas naturales que no
tengan o sólo posean un arma de fuego inscrita o a personas jurídicas autorizadas para poseer
más de dos armas de fuego. En el caso de contravención, las armas cuyas transferencias no
estén autorizadas caerán en comiso, conforme a lo establecido en el artículo 23.
ARTÍCULOS TRANSITORIOS
ARTÍCULO 1° TRANSITORIO.- Las personas que, con anterioridad a la fecha de publicación de
esta ley, posean o tengan un arma de fuego no inscrita, o bien inscrita a nombre de un tercero,
podrán inscribirla a su nombre hasta el último día hábil del cuarto mes siguiente a la fecha de su
entrada en vigencia, sin estar obligadas, durante dicho plazo, al pago de la tasa de derechos
correspondiente a la solicitud de inscripción ni a la transferencia respectiva, a que hace referencia
el artículo 26 de la Ley sobre Control de Armas. Para ello, deberán acreditar que cumplen los
requisitos establecidos en las letras a), b), d), e) y f) del artículo 5° A de esa ley.
El requisito contemplado en la letra c) del artículo 5° A deberá ser cumplido con
posterioridad a la inscripción, dentro del plazo máximo de ciento ochenta días, contado a partir de
la publicación de esta ley.
Dentro del mismo plazo y condiciones señaladas en el inciso precedente, las personas
que, con anterioridad a la fecha de publicación de esta ley, posean o tengan un arma de fuego
inscrita a su nombre en un bien raíz diferente al declarado en la inscripción, podrán rectificar el
lugar de su residencia o sitio de trabajo.
Asimismo, las personas que hubieren perdido o extraviado un arma inscrita a su nombre,
omitiendo comunicar esta circunstancia a la autoridad indicada en el artículo 4º de la Ley sobre
Control de Armas, podrán, dentro del plazo y condiciones referidas, efectuar dicha comunicación a
las autoridades señaladas o ante Carabineros de Chile o la Policía de Investigaciones,
aplicándose en tal caso lo dispuesto en el párrafo segundo del inciso segundo del artículo 14 A de
dicha ley.
ARTÍCULO 2º TRANSITORIO.- Las personas que a la fecha de publicación de esta ley posean o
tengan armas de fuego inscritas, no estarán sujetas al cumplimiento del requisito establecido en el
inciso cuarto del artículo 5º A, que por la presente ley se incorpora a la Ley sobre Control de
Armas.
ARTÍCULO 3º TRANSITORIO.- Para los efectos de lo dispuesto en la letra e) del inciso primero
del artículo 5° A, que por la presente ley se incorpora a la Ley sobre Control de Armas, y respecto
de las normas contempladas en el Código de Procedimiento Penal, se entiende que no cumple
con el requisito allí establecido, quien se hallare procesado por crimen o simple delito,
circunstancia que será acreditada con el certificado de antecedentes respectivo.
ARTÍCULO 4º TRANSITORIO.- Mientras no se dicte el reglamento a que se refiere la letra c) del
inciso primero del artículo 5º A, que por la presente ley se incorpora a la Ley sobre Control de
Armas, se entenderá que cumple los requisitos de aptitud física y psíquica compatible con el uso
de armas a que alude dicha letra c), quien sea titular de una licencia para conducir vehículos
motorizados que se encuentre vigente.
Para los efectos de lo dispuesto en el inciso anterior, dentro de los cinco primeros días de
cada mes, el Registro Nacional de Conductores de Vehículos Motorizados deberá comunicar a la
Dirección General de Movilización Nacional las cancelaciones de licencia de conducir que se
practicaren durante el mes anterior.
ARTÍCULO 5º TRANSITORIO.- Esta ley entrará en vigencia desde la fecha de su publicación en el
Diario Oficial, con excepción de la modificación efectuada en la letra a) del artículo 18 de la Ley
sobre Control de Armas y de la derogación de las letras d) y e) del artículo 20 de esa ley,
disposiciones que entrarán en vigor en la Región Metropolitana de conformidad con lo dispuesto
en el artículo 4° transitorio de la ley N° 19.640, orgánica constitucional del Ministerio Público.
ARTÍCULO 6° TRANSITORIO.- Facúltase al Presidente de la República para que, dentro del plazo
de ciento ochenta días, contado desde la fecha de publicación de esta ley, fije el texto refundido y
actualizado de la ley N° 17.798, sobre Control de Armas.”.

REGLAMENTO COMPLEMENTARIO DE LA LEY N° 17.798,
SOBRE CONTROL DE ARMAS, EXPLOSIVOS Y ELEMENTOS SIMILARES
I.- TITULO PRIMERO
GENERALIDADES
Artículo 1 El presente Reglamento tiene por objeto, completar las
disposiciones de la Ley No
17.798, sobre Control de Armas y Explosivos. Los elementos
sujetos a control son los siguientes:
a. Las armas de fuego, sea cual fuere su calibre y las partes y piezas de las
mismas.
b. Municiones.
c. Explosivos.
d. Los Productos Químicos determinados en la forma establecida en este
reglamento.
e. Las instalaciones destinadas a la fabricación, armaduría, almacenamiento o
depósito de estos elementos.
Artículo 2 Quedan exceptuadas de este control las Fuerzas Armadas,
Carabineros de Chile, Investigaciones de Chile, Gendarmería de Chile, Dirección General de
Aeronáutica Civil y demás Organismos estatales autorizados por la Ley, en lo referido a las
armas y elementos que se adquieran y utilicen para sus propios fines Institucionales
Artículo 3 Para efectuar este control que la Ley pone a cargo del Ministerio de
Defensa Nacional, actuará como Autoridad Central la Dirección General de Movilización
Nacional y las Autoridades Fiscalizadoras en sus respectivas jurisdicciones, los Servicios
Policiales y los Servicios Especializados de las Fuerzas Armadas, en la forma que lo
establece el presente reglamento.
En la expresión Autoridades Fiscalizadoras, se comprenderá a la Dirección General de
Movilización Nacional y a las demás Autoridades que sean designadas en la forma y con la
dependencia, facultades y obligaciones que establecen la Ley y el presente reglamento.
Artículo 4 Para los efectos del presente Reglamento, se entenderá por:
– Ley : La Ley No
17.798.
-.Reglamento : El presente Reglamento.
– Ministerio : El Ministerio de Defensa Nacional.
-.Dirección General : La Dirección General de Movilización Nacional.
-.Autoridades Fiscalizadoras : Las señaladas en el Art. 1o de la Ley.
– Resoluciones : Las que dicte la Dirección General.
-.D.I.C. : El Instituto de Investigaciones y Control del Ejército,
en su calidad de Banco de Pruebas de Chile.
– I.N.N. : El Instituto Nacional de Normalización.
-.S.N.G.M. : El Servicio Nacional de Geología y Minería.
2
Artículo 5 Los derechos amparados por las autorizaciones concedidas serán
intransferibles e inalienables, salvo la autorización expresa concedida por el organismo
competente.
Artículo 6 Las autorizaciones concedidas caducarán por el incumplimiento de
cualquier obligación que las condicione, sin perjuicio de la sanción que pudiera
corresponder.
Artículo 7 Las actividades profesionales relacionadas con las armas y
elementos bajo control, sólo podrán ser desempeñadas por personas que posean la
preparación necesaria, ofrezcan suficientes garantías personales y tengan la credencial que
las autorice para desarrollar tal actividad.
Artículo 8 Las disposiciones que hayan sido dictadas por los organismos
técnicos mencionados en este Reglamento u otros competentes , serán válidas y
aplicables, en cuanto no se contrapongan a su articulado.
Artículo 9 Las sociedades y empresas extranjeras que se dediquen a cualquiera
de las actividades regladas en la Ley y en este Reglamento, deberán desempeñarse en
conformidad a la Ley Chilena.
II.- TITULO SEGUNDO
DE LA MISION Y FUNCIONES BASICAS
Artículo 10 La Dirección General, como organismo central de control, tendrá por
misión: «Efectuar a nivel nacional el control de las armas y elementos a que se refiere la Ley
N° 17.798.
Artículo 11 Quedan sujetos a control las siguientes especies y elementos, así
como las personas naturales o jurídicas que los poseen, porten o manipulen.
a) Las armas de fuego y todo artefacto, ingenio o dispositivo que permita lanzar
proyectiles, aprovechando la fuerza de expansión de los gases de la pólvora,
cualquiera sea su calibre, tipo, tamaño, forma o empleo a que se destinen.
b) Todo artefacto, ingenio o dispositivo destinado a emitir, producir o lanzar
gases, humo o nieblas o sustancias químicas, sean ellas deletéreas o
simplemente dañinas.
c) Todo ingenio o proyectil arrojadizo, cargado o sin cargar, provisto de una
espoleta o dispositivo para producir el encendido, destinado a contener
sustancias explosivas, incendiarias, fumígenas, lacrimógenas, vomitivas,
paralizantes y otras similares.
d) Los proyectiles, balas o cartuchos usados en las armas que comprenden
las letras a) y b) del presente artículo.
e) Los explosivos y las sustancias químicas que puedan adquirir este carácter,
determinadas por la Dirección General. Para este efecto, se considerarán
como “explosivos” las sustancias o mezclas de sustancias, capaces de
reaccionar químicamente con gran generación de calor, en un tiempo muy
3
breve y con un aumento considerable de volumen en relación con el del
elemento inicial.
f) Los artificios y elementos auxiliares de la explosión, tales como: los cebos,
fulminantes, estalladores, estopines, mechas guías y otros elementos para
fines similares.
g) Los accesorios , entendiéndose por tales aquellos conjuntos, elementos o
piezas que intervengan en la fabricación o modificación de las especies
sometidas a control, para mejorar su efectividad, manipulación y
almacenamiento.
h) Los repuestos, entendiéndose por tales, todos los elementos o piezas que
reemplacen a otras, permitiendo que el conjunto sometido a control cumpla la
función para la cual fue creado.
i) Las industrias o talleres artesanales cuyas finalidades sean fabricar u
obtener: armas y/o sus repuestos, proyectiles y cartuchos de cualquier
calibre sustancias explosivas y productos químicos que se utilicen como
materia prima en la obtención de municiones o explosivos.
j) Las fábricas de fuegos artificiales o pirotécnicos.
k) Las instalaciones utilizadas como almacenes, polvorines o depósitos de los
elementos sometidos a control, sean construcciones definitivas o
transitorias, estén ubicadas en la superficie, o sean subterráneas o
enterradas.
Artículo 12 Para tal efecto la Dirección General cumplirá las siguientes
funciones básicas:
a) Ejercer control sobre la fabricación, importación, internación, transferencia,
transporte, distribución, posesión, tenencia, empleo, consumo y/o la
celebración de cualquier convenio que tenga por objeto dichas armas o
elementos. Para estos efectos dispondrá que personal técnico de su
dependencia, efectúe inspecciones periódicas a las instalaciones de los
usuarios. Estos estarán obligados a dar las facilidades del caso y
proporcionar toda la información requerida.
b) Proponer al Presidente de la República la reinscripción de las armas y la
prohibición de su comercio o tránsito, cuando así lo aconsejaren las
circunstancias.
c) Presentar las denuncias correspondientes a los tribunales respectivos en
los casos de transgresión de la Ley o de este reglamento.
d) Actuar como autoridad nacional en las materias de su competencia, ya sea
por sí o por intermedio de las Autoridades Fiscalizadoras designadas por
Decreto Supremo.
e) Proponer el Decreto Supremo que fije la tasa de los derechos por
actuaciones relacionadas con la Ley, y establecer, mediante Resolución del
Director General, la de los derechos que corresponden a las diligencias de
control que realice. La determinación de estas tasas se hará anualmente
en los meses de enero y julio.
4
III.- TITULO TERCERO
DE LAS FUNCIONES Y ATRIBUCIONES
Artículo 13 El control del cumplimiento de la Ley, especialmente de las funciones
señaladas en sus artículos 4°, 5°, 6° y 7°, lo ejercerá la Dirección General y las Autoridades
Fiscalizadoras con la Asesoría del Instituto de Investigaciones y Control del Ejército, en su
calidad de Banco de Pruebas de Chile, y del Servicio Nacional de Geología y Minería,
cuando corresponda.
CAPITULO I
De la Dirección General
Artículo 14 A la Dirección General le corresponde:
a) Dictar las instrucciones necesarias para hacer efectivo el control de armas y
elementos señalados en el artículo 11°.
b) Proponer los proyectos que estime conveniente para modificar disposiciones de
la Ley , su reglamento y otras directivas.
c) Resolver en definitiva, problemas planteados por las Autoridades
Fiscalizadoras.
d) Efectuar visitas de inspección a los polvorines, fábricas, comerciantes
y usuarios de los elementos contemplados en la Ley
e) Resolver sobre las siguientes solicitudes:
1. Para inscribirse como importador, exportador y comerciante de elementos y
productos sometidos a control.
2. Para construir y operar polvorines.
3. Para instalar, construir y operar fábricas de elementos sometidos a control.
4. Para fabricar elementos sometidos a control.
5. Para ejercer actividades como reparadores de armas.
6. Para inscribirse como coleccionista de armas de fuego.
7. Para inscribirse como deportista en armas de fuego de tipo deportivo.
8. Para inscribir más de dos armas de fuego, solicitadas por personas jurídicas.
f) Llevar al día los siguientes Registros Nacionales, de acuerdo con las
informaciones que periódicamente deben enviarle las Autoridades
Fiscalizadoras:
1. Importadores de armas, municiones, explosivos y productos químicos.
2. Comerciantes en armas, municiones, explosivos y productos químicos.
3. Consumidores habituales de explosivos y productos químicos.
4. Inscripciones de armas de fuego de propiedad particular.
5. Permisos para portar armas.
6. Instalaciones para almacenar explosivos.
5
7. Licencias para manejo de explosivos.
8. Fabricantes de productos sometidos a control.
9. Coleccionistas de armas antiguas y/o históricas.
10. Deportistas y cazadores.
11. Máquinas recargadoras de cartuchos de caza.
12. Reparadores de armas.
13. Personas jurídicas autorizadas para tener más de 2 armas de fuego.
14. Armas extraviadas.
15. Armas requisadas o decomisadas por diferentes motivos y en custodia o
resguardo en instalaciones Militares.
16. Otros registros nacionales que estime necesarios la Dirección General.
g) Responder a las consultas relacionadas con la Ley que le formulen los
Tribunales de la República.
h) Mantener conexiones de servicio en materias relacionadas con la Ley, con los
siguientes organismos:
1. Carabineros de Chile.
2. Investigaciones de Chile.
3. Servicio Nacional de Geología y Minería.
4. Dirección General de Registro Civil e Identificación.
5. Arsenales de las Instituciones de las Fuerzas Armadas.
6. Servicio de Aduanas.
7. Central Nacional de Informaciones.
8. Servicio de Inteligencia de la Defensa Nacional.
9. Instituto de Investigaciones y Control del Ejército, en su calidad de Banco de
Pruebas de Chile.
10. Instituto Nacional de Normalización.
11. Con el Poder Judicial, a través del Ministerio de Justicia.
12. Otras Reparticiones.
h) Poner en conocimiento del público por los medios que estime convenientes, las
informaciones e instrucciones de observancia general.
i) Delegar sus facultades especiales en la forma señalada en el Art. 4° de la Ley.
j) Denegar, suspender, condicionar, limitar y revocar las autorizaciones
otorgadas.
k) Elaborar anualmente el presupuesto estimativo de entradas y/o gastos,
incluyendo las correspondientes Autoridades Fiscalizadoras.
l) Disponer el uso de los formularios que sean necesarios para las actuaciones
relacionadas con la Ley No
17.798.
Artículo 15 La Dirección General impartirá instrucciones sobre la documentación
que deberán llevar las Autoridades Fiscalizadoras y otros organismos relacionados, con el
objeto de conformar registros nacionales que permitan controlar el cumplimiento de la Ley.
Artículo 16 Las solicitudes de particulares para obtener autorizaciones o
permisos para inscripciones relacionadas con las actividades y especies a que se
refieren la Ley y este reglamento, deberán presentarse ante la Autoridad Fiscalizadora
correspondiente al domicilio del recurrente. Las solicitudes de empresas industriales,
mineras o comerciales, deberán presentarse ante la Autoridad Fiscalizadora
6
correspondiente al lugar donde se encuentren las instalaciones, faenas o yacimientos.
En el caso de empresas que tengan actividades en áreas bajo la jurisdicción de distintas
Autoridades Fiscalizadoras, y/o con oficinas en Santiago, podrán presentar la solicitud a
la Dirección General (Empresas Constructoras).
CAPITULO II
De las Autoridades Fiscalizadoras
Artículo 17 Las Autoridades Fiscalizadoras son las Comandancias de
Guarnición de las Fuerzas Armadas y las Autoridades de Carabineros que se indican a
continuación, con las áreas jurisdiccionales que se señalan:
Estas Autoridades dependerán directamente de la Dirección General para sus fines
específicos. No obstante, las Autoridades Fiscalizadoras Regionales tendrán tuición
sobre las Autoridades Fiscalizadoras Locales de su jurisdicción para los efectos de
control y asesoría en relación con las actuaciones derivadas de la Ley y este reglamento.
Artículo 18 Para el desempeño de sus funciones las Autoridades Fiscalizadoras
tendrán la siguiente organización mínima:
– Una Jefatura a cargo de un Oficial.
– Una Sección Control de Armas.
– Una Sección Control de Explosivos, y
– Una Sección Administrativa.
En caso de ausencia del Oficial a cargo, será reemplazado por los Jefes de las Secciones:
Control de Armas, Control de Explosivos o Administrativa en el mismo orden.
Artículo 19 A las Autoridades Fiscalizadoras les corresponde:
a) Inscribir las armas de fuego a nombre de las personas naturales que sean
poseedoras o tenedoras que residan en la zona de su jurisdicción, y las de
personas jurídicas que se guarden en dicha zona.
b) Otorgar permisos para portar armas que estén inscritas en su jurisdicción.
c) Inscribir a los comerciantes, importadores y exportadores de productos y
elementos sometidos a control, ya autorizados por la Dirección General, que
residen en su zona jurisdiccional.
d) Inscribir a los fabricantes de elementos y productos sometidos a control, ya
autorizados por la Dirección General, que residan en su zona jurisdiccional.
e) Inscribir a los Consumidores Habituales de Explosivos y Productos Químicos
sometidos a control, ya autorizados por la Dirección General, correspondientes
a su zona jurisdiccional.
f) Inscribir y autorizar a poseedores de máquinas recargadoras de cartuchos de
caza, residentes en su zona jurisdiccional.
g) Otorgar Guías de Libre Tránsito de los elementos sometidos a control.
7
h) Autorizar las operaciones de comercio interno de elementos sujetos a control,
en su zona jurisdiccional.
i) Autorizar las transferencias de armas permitidas a personas naturales o
jurídicas, en su zona jurisdiccional.
j) Otorgar permisos para exportar, importar o internar productos y elementos
sometidos a control, en forma transitoria y excepcional, de acuerdo con el Art.
4* de la Ley, cuando la Dirección General les delegue estas facultades.
k) Evacuar las consultas que les formulen los Tribunales de la República en
materias concernientes a la Ley y a este reglamento.
l) Disponer visitas de inspección dentro de su área jurisdiccional.
m) Inscribir los almacenes para explosivos de su zona jurisdiccional, autorizados
por Resolución de la Dirección General.
n) Otorgar Licencia para manejo de explosivos, en sus zonas jurisdiccionales.
o) Llevar al día los registros de las autorizaciones, inscripciones y permisos
concedidos, y remitir periódicamente a la Dirección General la relación de
dichas actuaciones (Informe Mensual).
p) Denegar, suspender, condicionar y limitar las autorizaciones y permisos que
hayan concedido, sobre armas y elementos a que se refiere el Art. 5o
de la Ley,
comunicando a la Dirección General.
CAPITULO III
Banco de Pruebas de Chile
Artículo 20 Corresponde al Instituto de Investigaciones y Control del
Ejército, en su calidad de Banco de Pruebas de Chile, participar en las actividades de control
que a continuación se indican, informando en cada caso de su resultado a la Dirección
General:
a) Efectuar análisis de laboratorio de los productos sometidos a control, cuya
autorización para internar, fabricar o introducir modificaciones a las ya existentes,
haya sido solicitada a la Dirección General.
b) Verificar la estabilidad química de los productos sometidos a control,
almacenados en las instalaciones existentes en el país, pudiendo disponer la
destrucción de aquellos explosivos cuyo avanzado grado de descomposición los
haga peligrosos.
c) Identificar y efectuar control técnico de armas de fuego a solicitud de personas
interesadas ara los efectos de inscripción.
d) Proporcionar asesoría técnica especializada a la Dirección General y
Autoridades Fiscalizadoras del país, directamente a través de sus delegados.
8
e) Elaborar la nómina de explosivos y productos químicos que deben ser
controlados y proponerla a la Dirección General para su aprobación y vigencia.
CAPITULO IV
Del Servicio Nacional de Geología y Minería
Artículo 21 El Servicio Nacional de Geología y Minería realizará las actividades
de control que se indican:
a) Estudiar e informar los antecedentes relacionados con instalaciones para
almacenamiento de explosivos que se utilicen en faenas mineras o en otras
que le sean requeridas por la Dirección General.
b) Informar a la Dirección General sobre los accidentes ocurridos en las
instalaciones para almacenar explosivos.
c) Proporcionar asesoría técnica especializada a la Dirección General y
Autoridades Fiscalizadoras del país, directamente a través de sus delegados.
IV.- TITULO CUARTO
DE LA FABRICACION DE ESPECIES Y SUSTANCIAS SUJETAS A CONTROL
CAPITULO I
De la instalación de Fábricas
Artículo 22 Toda persona natural o jurídica que desee instalar fábricas de
especies o productos sometidos a control, además de las exigencias civiles, deberá obtener
un permiso de la Dirección General, por medio de una solicitud a la que se le acompañarán
los siguientes antecedentes:
a) Ubicación y plano del terreno donde se instalará la industria y los permisos
Municipales correspondientes.
b) Planos de infraestructura con indicación de elevación, planta e instalaciones de
electricidad, gas, agua y alcantarillado.
c) Productos a elaborar, marcas comerciales y nombres de fantasía.
d) Detalles de seguridad referidos a las instalaciones.
e) Producciones anuales, estimativas.
f) Ingenieros y Técnicos responsables de la fabricación inscritos como
manipuladores de explosivos, cuando se trate de estos productos.
Las solicitudes para instalación de fábricas serán formuladas ante la Autoridad
Fiscalizadora, en cuyo territorio jurisdiccional se proyecta instalar las. Una vez completados
los antecedentes, serán elevados a la Dirección General para su Resolución.
9
Antes de remitir estos antecedentes, la Autoridad Fiscalizadora deberá comprobar en el
terreno la efectividad de lo expuesto en la solicitud y estampar en ella su opinión
fundamentada.
Artículo 23 Las fábricas de explosivos sólo podrán ser instaladas en las zonas
rurales e industriales declaradas aptas por las Autoridades Municipales.
No se podrá construir ningún tipo de edificio ajeno a la fábrica dentro del radio de
seguridad fijado por la Dirección General.
Artículo 24 Sin perjuicio del cumplimiento de lo dispuesto en la respectiva
autorización, deberán observarse también lascondiciones que impongan otros organismos
del Estado sobre seguridad industrial e higiene ambiental, referidos a las instalaciones y
edificios.
Artículo 25 Los fabricantes, además de su inscripción como tales deberán
inscribirse como exportadores, comerciantes o consumidores habituales, si los productos
que fabrican son destinados a la venta en el exterior, en el mercado nacional o a su propio
consumo, respectivamente.
Artículo 26 Sin perjuicio de las sanciones que contempla la Ley, ser evocará la
autorización para la instalación y funcionamiento de las fábricas si, como consecuencia de
las inspecciones que realice la Dirección General, se establece que no se cumplen
íntegramente las condiciones que se hayan impuesto para su construcción y operación.
CAPITULO II
De los permisos para la fabricación
Artículo 27 Autorizada la instalación de la fábrica e inscrito el fabricante en el
Registro correspondiente, se solicitará a la Dirección General la autorización para la
fabricación de las especies o sustancias sujetas a control.
Esta fabricación será autorizada por la Dirección General, previa aprobación técnica de
calidad otorgada por el Banco de Pruebas de Chile.
Artículo 28 La solicitud será presentada por los fabricantes a la Autoridad
Fiscalizadora correspondiente, acompañando los siguientes antecedentes:
a) Número de Resolución que autorizó la instalación de la industria, número de la
inscripción anual como fabricante.
b) Nombre de los artículos que fabricarán y procesos de fabricación, incluyendo las
especificaciones técnicas y programa mensual y anual de producción previsto.
c) Medidas de seguridad para su empleo y manipulación.
d) Muestras o prototipo de los elementos que se fabricarán, incluyendo los envases.
La Autoridad Fiscalizadora remitirá las muestras y prototipos al Banco de
Pruebas de Chile, para el informe de calidad referido en el artículo anterior.
10
Artículo 29 A partir del mes en que se inicie la producción autorizada la fábrica
deberá comunicar los artículos o elementos producidos y vendidos, enviando a la Autoridad
Fiscalizadora el Informe Mensual sobre Movimiento Comercial.
V.- TITULO QUINTO
DEL COMERCIO EN GENERAL
CAPITULO I
De la inscripción
Artículo 30 Para ejercer sus actividades específicas, los comerciantes,
importadores, exportadores, fabricantes y consumidores habituales de especies o
sustancias sujetas a control, deberán requerir su inscripción ante la Autoridad Fiscalizadora
correspondiente a su domicilio comercial, para cuyo efecto presentarán una solicitud dirigida
a la Dirección General.
Artículo 31 La solicitud mencionada en el artículo anterior se acompañara con lo
siguiente:
1.-Oficio a la Autoridad Fiscalizadora respectiva remitiendo la documentación,
declarándose conforme con los antecedentes de seguridad del interesado y dejando
constancia de haber inspeccionado las instalaciones de almacenamiento.
2.-Antecedentes sobre el lugar de almacenamiento, incluyendo ubicación,
descripción y registro de instalación. (incluir planos si es necesario).
3.-Patente Municipal al día. (Copia).
4.-Certificado del Cuerpo de Bomberos de la localidad, en el que conste:
– Que las instalaciones cumplen con las exigencias mínimas de seguridad
contra incendio.
– Que se dispone de un servicio interno equipado con los elementos
indispensable para atacar un principio de incendio.
– Grado de peligrosidad hacia y desde los edificios vecinos.
La Dirección General, con los antecedentes recibidos y previo su estudio, dictará la
Resolución pertinente.
Posteriormente deberá llevarse un Libro de Existencia que será revisado periódicamente
por la Autoridad Fiscalizadora.
En el caso de consumidores habituales de explosivos, se les aplicará lo establecido en el
Art. 75o
del presente Reglamento.
Artículo 32 Las Autoridades Fiscalizadoras inscribirán al interesado en el Libro
Registro de fabricantes, comerciantes, importadores, exportadores y/o consumidores
habituales, según corresponda, entregando un certificado de inscripción anual y enviando un
duplicado a la Dirección General.
11
Las inscripciones y revalidaciones tendrán vigencia hasta el 31 de Marzo del año siguiente
al que fueron otorgadas. En el caso de interesados que soliciten la revalidación antes del
plazo señalado, sólo deberán acompañar a su solicitud la Patente Municipal al día. Si no lo
hicieran dentro de ese plazo, la inscripción se
considerará caducada y el interesado deberá solicitar una nueva inscripción según los
artículos 30o
y 31o
.
Artículo 33 Los importadores, además de su inscripción como tales, deberán
inscribirse como comerciantes o como consumidores habituales, si los productos que
importan son destinados a la venta en el mercado nacional o a su propio consumo,
respectivamente.
CAPITULO II
De los permisos para Comercio Interior
Artículo 34 Ninguna persona natural o jurídica podrá vender, comprar, enajenar,
adquirir, dar o recibir en arrendamiento, préstamo, prenda o depósito, o celebrar cualquier
otra convención sobre las especies sometidas a control, sin haber obtenido con anterioridad
los permisos a que se refiere el presente Capítulo, en conformidad con el Art. 4o
de la Ley.
Artículo 35 Previamente a cada convención, los compradores o futuros
tenedores solicitarán a la Autoridad Fiscalizadora de su domicilio, la autorización para
efectuarla, la que será concedida mediante una Orden de Compra que caducará al término
del plazo de diez días hábiles a contar de la fecha de emisión.
Si no se adquiere la misma cantidad de elementos mencionados en la Orden de
Compra, se deberá solicitar una nueva en su reemplazo con las cantidades efectivamente
adquiridas.
No requerirán la Orden de Compra los pirquineros, materialeros o canteros,
inscritos en el Registro de Consumidores Habituales de Explosivos. Para adquirirlos
presentarán la Licencia para Manipular Explosivos al día, otorgada por la Autoridad
Fiscalizadora que controlará la faena. (Máximo 50 Kgs. de dinamita, 60% o equivalente).
Las ventas de armas y municiones que efectúen los importadores y/o
comerciantes, deberán informarlas a las Autoridades Fiscalizadoras elaborando un
informe mensual que se denominará «Informe Mensual sobre Movimiento
Comercial». Este documento se elaborará con las Ordenes de Compra que otorguen las
diferentes Autoridades Fiscalizadoras del país. Las importaciones se justificarán con el
correspondiente Permiso de Internar.
Este informe se remitirá a la Autoridad Fiscalizadora entre los primeros cinco días
del mes siguiente, y ésta lo enviará a la Dirección General, previa comparación del
contenido, antes del día quince de cada mes.
Los elementos que se mencionen en el informe mensual deberán identificarse
indicando el producto, calibre y número de serie cuando se trate de armas. Los cartuchos
deportivos empleados en escopetas se agruparán bajo el título «Cartuchos de Caza», sean
de cualquier calibre.
12
El no cumplimiento de la disposición anterior será motivo para que la Autoridad
Fiscalizadora caduque la inscripción del interesado, quedando impedido de comerciar sus
existencias hasta que la Dirección General estudie el caso y resuelva en definitiva.
Tratándose de fabricantes, comerciantes o consumidores habituales, se
acompañará a la solicitud la constancia de su inscripción en los correspondientes
registros.
Artículo 36 Para efectuar compras de armas, los particulares tendrán presente
las limitaciones relacionadas con la tenencia de ellas, que se indican en el Art. 44o
del
presente reglamento.
Artículo 37 La Dirección General y las Autoridades Fiscalizadoras podrán exigir
los antecedentes que estimen necesarios relativos a la idoneidad personal de los
solicitantes, y a las características y finalidad de la operación de que se trata. Conforme a lo
dispuesto en el inciso final del Art. 6o
de la Ley, la Dirección General y las Autoridades
Fiscalizadoras podrán denegar, suspender o condicionar las autorizaciones.
Artículo 38 La transferencia de armas de fuego de posesión permitida y de sus
municiones, deberá solicitarse a la Autoridad Fiscalizadora correspondiente al lugar del
domicilio del adquiriente, acompañando la inscripción del arma, motivo de la venta o cambio
de dueño. La Autoridad Fiscalizadora, previo estudio de los antecedentes de quien la
adquiera, podrá autorizar o denegar el permiso para transferirla. Para tal efecto se deberán
presentar los siguientes documentos:
– Inscripción del arma.
– Solicitud de transferencia, firmada por ambos contratantes.
Concedido este permiso, se tramitará la inscripción del arma en conformidad a lo
establecido en el Capítulo II del Título VI de este reglamento.
Fallecido el propietario de armas inscritas, deberá solicitarse una nueva
inscripción a nombre del heredero encargado de su custodia. La adjudicación a distinto
heredero originará una nueva inscripción a favor del adjudicatario.
CAPITULO III
De los permisos para Comercio Exterior
Artículo 39 Toda persona natural o jurídica que desee importar armas y/o
municiones, para su uso particular, deberá solicitar permiso a la Dirección General,
acompañando a los siguientes documentos:
– Solicitud del interesado.
– Factura Proforma.
– Declaración jurada sobre las armas que posee.
– Informe de la Autoridad Fiscalizadora respectiva, referente a los antecedentes de
seguridad del interesado.
13
Los importadores inscritos, cuando se trate de importar armas, municiones,
explosivos, o productos químicos para stock, presentarán los siguientes documentos a la
Dirección General:
– Solicitud.
– Factura Proforma.
Los importadores radicados en regiones fuera de la Metropolitana, presentarán la
solicitud a la Autoridad Fiscalizadora correspondiente a su domicilio comercial, la que la
remitirá a la Dirección General.
Para efectuar importaciones de armas y/o municiones en forma nominativa (a
nombre del futuro tenedor o usuario), el importador inscrito deberá presentar los
siguientes documentos a la Autoridad Fiscalizadora de su domicilio comercial:
– Solicitud.
– Factura Proforma.
– Declaración jurada de los interesados sobre las armas que poseen y su
respectiva inscripción.
Si los interesados están radicados en áreas bajo la dependencia de distintas Autoridades
Fiscalizadoras, se deberá acompañar además un certificado de cada una de ellas en que
conste su conformidad sobre los futuros compradores de su jurisdicción.
Artículo 40 El Instituto de Investigaciones y Control del Ejército, en su calidad de
Banco de Pruebas de Chile, proporcionará a los importadores inscritos como tales, las
características requeridas y las condiciones de control de los productos sujetos a control con
el fin de que conozcan las pruebas a que serán sometidos.
Artículo 41 No se aplicará el artículo anterior a las especies o productos que
importen para su uso Institucional, los organismos mencionados en el artículo 2.
Artículo 42 Para internar la mercadería cuya importación ha sido autorizada, el
interesado deberá presentar a la Autoridad Fiscalizadora correspondiente o a la Dirección
General, una «Solicitud de Internación», teniendo como base los documentos de embarque
respectivos.
Si lo recibido es inferior a lo que señale el permiso de importación, el saldo que no llegó
quedará pendiente por un plazo máximo de 180 días. No obstante, en casos calificados,
la Dirección General podrá extender dicho plazo.
En casos excepcionales fundamentados, a solicitud de los interesados, mientras se cursan
los documentos correspondientes, la Autoridad Fiscalizadora respectiva podrá autorizar
provisoriamente las internaciones, informando de inmediato a la Dirección General,
quedando prohibido su uso o comercialización hasta el trámite total del control de calidad.
Efectuada la internación, los importadores solicitarán a IDIC un informe de identificación y
control técnico de los productos internados.
Si este Instituto los rechaza, el importador deberá reexportarlos en un plazo de 30 días,
permaneciendo durante este tiempo la mercadería a disposición de la
Dirección General. Si terminado dicho plazo no se ha reexportado, se dispondrá su
incautación total.
14
Artículo 43 Para exportar temporal o definitivamente especies o productos
sujetos a control, que no sean de aquellos considerados como de uso bélico, el interesado
deberá efectuar una presentación a la Dirección General que deberá ir acompañada de una
solicitud de exportación y de una factura proforma.
Tratándose de exportación de materiales de uso bélico, regirán las mismas
exigencias descritas precedentemente, y se contemplará además el certificado de destino
final.
En relación con lo anterior y tratándose de Famae, Asmar y Enaer, el Director
General elevará los antecedentes respectivos para su resolución al Ministro de Defensa
Nacional, autoridad, que para estos efectos, se hará asesorar por la comisión de
Exportación de Armas creada por Decreto Supremo N° 80 (G) de 20 de diciembre de 1991.
“El Director General solicitará al Ministro de Defensa Nacional la convocatoria de la
Comisión indicada en el inciso anterior, cuando deba resolver la exportación de material de
uso bélico que al efecto se proponga efectuar por parte de personas naturales o jurídicas de
carácter privada.”.
Sin perjuicio de lo anterior, el Ministro de Defensa Nacional podrá consultar, en
forma previa a su resolución y sobre el particular al Ministro de Relaciones Exteriores,
Dirección de Política Especial.
Las resoluciones que autoricen una exportación, ya sea en carácter, de temporal o
definitiva, tendrán una vigencia de seis meses, a contar de la fecha de dictación de la
misma.
VI.- TITULO SEXTO
DE LAS ARMAS Y MUNICIONES
CAPITULO I
De la clasificación de las armas de fuego y de las limitaciones para su
posesión o tenencia
Artículo 44 Para los efectos de la aplicación de la Ley y este reglamento, las
armas de fuego se clasifican en la siguiente forma:
1.- Armas de posesión prohibida:
a) Armas largas de ánima estriada, de calibre superior a .22, o su equivalencia
en milímetros.
b) Armas largas de cualquier calibre, cuyos cañones hayan sido recortados.
c) Armas cortas de calibre igual o superior a 0,45 ó 11,43 mm
.
d) Armas cortas de cualquier calibre, que funcionen por automatismo total.
e) Arma de fantasía. Se denomina así a las que esconden su verdadera
finalidad bajo una apariencia inofensiva.
15
f) Toda otra arma de fuego no incluida en el N* 2 de este artículo.
2.- Armas de posesión permitida:
a) Para defensa personal:
– Revólveres hasta calibre .44 o inferiores a .45 (11,43 mm.).
– Pistolas hasta calibre 9 mm. o inferiores a .45 (11,43 mm.).
b) De caza:
– Escopetas.
c) De concurso:
– Escopetas.
– Rifles.
– Fusiles y carabinas.
– Pistolas y revólveres.
La posesión y uso de más de dos de estas armas para concurso, sólo se permitirá a
deportistas calificados e inscritos como tales en la Dirección General a través de las
respectivas Autoridades Fiscalizadoras, y que participan en competencias nacionales e
internacionales. La inscripción deberá cumplir con lo indicado en los Arts. 45o
, 46o
y 47o
del
presente reglamento.
CAPITULO II
De la inscripción, reinscripción, posesión y extravío de armas de fuego
Artículo 45 En conformidad con el Art. 5o
de la Ley, toda arma defuego de uso
permitido debe ser inscrita ante las Autoridades Fiscalizadoras a nombre de su poseedor
o tenedor. En el caso de las personas naturales, la Autoridad Fiscalizadora competente
será la que corresponda a la residencia del interesado, y en el caso de las personas
jurídicas, la del lugar en que se guarden las armas.
Artículo 46 Todas las armas de fuego deberán someterse al examen del Banco
de Pruebas de Chile o al de los Delegados de éste, a fin de que se certifique sobre su
naturaleza, calidad, condiciones de seguridad y exacta identificación. Aquellas armas
que presenten anormalidades o discrepancias en su funcionamiento o características
deberán ser devueltas al tenedor o propietario para su corrección, dejándose constancia
de lo obrado. Las que a raíz de este examen se declaren irrecuperables, serán enviadas
a los Arsenales de Guerra del Ejército para su destrucción, previa autorización de la
Dirección General.
Artículo 47 Las personas naturales podrán poseer las armas de fuego que se
indican:
– Armas de defensa personal : hasta 2 (dos)
– Armas de caza : hasta 6 (seis)
– Armas de concurso : según Resolución que en cada caso dicte la
Dirección General.
16
Para su inscripción, además de la solicitud correspondiente, deberán presentar ante la
Autoridad Fiscalizadora el Certificado del Banco de Pruebas aludido en el artículo anterior.
Por su parte, la Autoridad Fiscalizadora deberá verificar los antecedentes de seguridad
de las personas involucradas.
Artículo 48 Tramitada la solicitud de inscripción, la Autoridad Fiscalizadora
entregará al poseedor del arma un padrón, el que sólo lo autoriza para mantener el arma en
su casa, sitio de trabajo o lugar que se desee proteger, y siempre que cualquiera de ellos
haya sido declarado en el momento de efectuar la inscripción como domicilio o lugar
donde se guardará el arma. EN NINGUN CASO ESTE PADRON CONSTITUIRA
PERMISO PARA PORTARLA FUERA DE ALGUNO DE DICHOS LUGARES.
La inscripción a nombre de una persona será indefinida mientras no se disponga su
reinscripción o se transfiera el arma.
El poseedor de un arma inscrita que se cambie de domicilio, deberá comunicarlo a
la Autoridad Fiscalizadora correspondiente, dentro del plazo de 10 días, bastándole con
presentar el padrón de la inscripción vigente.
Si no se efectúa la inscripción antes mencionada, se considerará que el arma se
posee ilegalmente.
En caso de extravío de un arma, el propietario deberá dar cuenta escrita a la
Autoridad Fiscalizadora y Carabineros de la pérdida del arma, indicando fecha y
circunstancias en que se extravío.
Artículo 49 Los importadores y comerciantes inscritos estarán autorizados para
mantener los siguientes stocks máximos de armas, incluidas las de muestra:
– De defensa personal (armas cortas) 20 (veinte)
– De caza 50 (cincuenta)
– De concurso 50 (cincuenta)
CAPITULO III
De las especies incautadas y decomisadas
Artículo 50 Los Tribunales de la República mantendrán depositados en custodia,
en instalaciones de las Fuerzas Armadas, los objetos o
instrumentos de delito que se encuentren sometidos a control por este reglamento, hasta el
término del proceso respectivo.
Artículo 51o
Las Aduanas del país que retengan armas de fuego y de más
elementos sometidos a control, debido a irregularidades en su importación o internación,
deberán dejarlos a disposición de la Dirección General, la que deberá resolver su destino
según lo dispuesto en el artículo 23o
de la Ley 17.798.
Artículo 52 Las especies sujetas a control que fueren decomisadas por
sentencia judicial, quedarán bajo el control de la Dirección General, la que aplicará el
artículo 23o
de la Ley 17.798.
17
El Ministerio de Defensa Nacional podrá dictar una Resolución en que exceptúe de
la disposición citada a aquellas armas de fuego que tengan interés histórico o científico
policial. En tal caso, las armas se mantendrán en los museos que el respectivo acto
administrativo indique.
CAPITULO IV
De los permisos para portar armas
Artículo 53o
A solicitud del interesado, la Autoridad Fiscalizadora correspondiente
a su domicilio y donde el arma esté inscrita, otorgará el correspondiente permiso para portar
armas, el que tendrá validez hasta el 30 de Marzo de cada año. Dicho permiso será
otorgado previo estudio de seguridad del interesado, de acuerdo a las siguientes
condiciones:
– Arma de defensa personal:
Area autorizada: La Región Territorial a que pertenece la Autoridad Fiscalizadora que
otorga el permiso. La autorización para el porte de este tipo de armas en todo el territorio
nacional será otorgada por cualquiera de las Autoridades Fiscalizadoras de las Capitales
Regionales.
– Arma de caza:
Area autorizada: todo el territorio nacional.
Permiso de caza al día otorgado por el Servicio Agrícola y Ganadero.
– Arma de concurso:
. Area autorizada: todo el territorio nacional.
.Certificado de inscripción en un Club, afiliado a la Federación de Tiro al Blanco o al Vuelo,
que indique además disciplina que practica y la identificación del arma.
Artículo 54 No requerirán el permiso para portar armas de defensa personal los
miembros de los Organismos mencionados en el artículo 2o
de este reglamento, los que
podrán portar armas mientras permanezcan en servicio activo. El control del porte de estas
armas será regulado por cada Institución.
No obstante, si dichas armas son de propiedad particular, deberán ser inscritas en
las respectivas Autoridades Fiscalizadoras. Los Oficiales Generales y Oficiales
Superiores y los Sub-Oficiales Mayores de las Instituciones de las Fuerzas Armadas y
Carabineros de Chile, en situación de retiro, podrán portar las armas inscritas a su
nombre, sin necesidad de permiso, siempre que tengan la correspondiente Tarjeta de
Identidad Institucional vigente.
Artículo 55 La autorización de porte de armas para vigilantes priva dos deberá
ser otorgado por las Autoridades Fiscaliza- doras cuando se cumplan los siguientes
requisitos:
1.- Que el Servicio de Vigilantes Privados esté legalmente constituido de acuerdo a
las disposiciones del D/L. N* 3607 de 1981, e inscrito en la Dirección General.
2.- Que las armas que utilice en sus servicios estén debidamente inscritas ante la
Autoridad Fiscalizadora correspondiente y registradas en la Dirección General.
18
3.- Que los vigilantes privados estén inscritos en la Autoridad Fiscalizadora
correspondiente, previo estudio de seguridad de sus antecedentes, ya sea por
pertenecer a la Empresa o sean de organizaciones independientes.
4.- Que el porte de arma sea otorgado solamente durante el servicio autorizado, y
dentro del recinto o área que se desee proteger.
5.- En el caso de vigilantes privados que protegen el transporte de elementos, la
autorización correspondiente será otorgada por la Autoridad Fiscalizadora,
debiendo cumplirse con lo siguiente:
a) Elementos y/o sustancias sometidas a control: por cada viaje será
obligación de estos vigilantes presentar la credencial que les autoriza el
porte de armas en cada control de carretera donde se deba o se quiera
controlar la carga.
b) Otras especies y valores pertenecientes a Bancos, Empresas o Industrias:
según disposiciones que fija el mencionado D/L. No
3607, que reglamenta la
organización de dicho Servicio
Artículo 56o
El interesado en transportar armas, sin permiso para portarlas, y
municiones, deberá presentar a la Autoridad Fiscalizadora correspondiente al lugar del
actual almacenamiento del o los artículos, una solicitud de «Guía de Libre Tránsito».
El transporte de dicha mercadería sólo podrá ser efectuado cuando el interesado
esté en posesión de dicha «Guía de Libre Tránsito», debidamente autorizada por la Autoridad
competente.
Al llegar a su destino, el interesado entregará la Guía a la Autoridad Fiscalizadora
del lugar.
CAPITULO V
De la reparación de armas de fuego
Artículo 57o
A solicitud del interesado, la Autoridad Fiscalizadora correspondiente
a su domicilio, otorgará la autorización para establecerse como «Reparador de armas de
fuego», previa calificación profesional, técnica y moral.
a solicitud deberá incluir información referente a:
– Identificación y calidad profesional del dueño y/o trabajadores.
– Domicilio particular y comercial del dueño.
– Descripción de instalaciones, maquinarias e instrumentos que posee.
Otorgado el permiso, previo estudio de seguridad de las personas involucradas,
la Autoridad Fiscalizadora deberá enviarlo a la Dirección General para su registro.
Artículo 58o
Las actividades de estos reparadores deberán cumplir los siguientes
requisitos:
19
1.- Sólo podrán reparar las armas, en ningún caso modificarlas.
2.- Deberán llevar un libro de control correspondiente a reparaciones, debidamente
autorizado por la Autoridad Fiscalizadora, en el que se incluya la siguiente información:
– Identificación del dueño.
– Identificación del arma, incluyendo N* del padrón de inscripción.
– Fecha de recepción y entrega del arma.
-.Tipo de trabajo efectuado.
3.- Someter el arma reparada a la revisión y aprobación del Banco de Pruebas de Chile, y
entregarla a su dueño con el certificado de revisión correspondiente.
4.- Informar una vez al mes a la Autoridad Fiscalizadora correspondiente de lo obrado.
CAPITULO VI
De la adquisición y tenencia de las municiones
Artículo 59o
Para los efectos de la Ley y de este reglamento, las municiones de
clasifican en la forma que a continuación se indica:
1.- Cartuchos de proyectil único:
– Empleados en fusiles, carabinas, pistolas, revólveres y armas especiales.
2.- Cartuchos de proyectiles múltiples:
– Empleados en escopetas.
3.- Cartuchos de uso industrial:
– Son aquellos que se emplean con herramientas especiales de disparo.
4.- Cartuchos fumígenos y luminosos:
– Son aquellos que emiten humo o luces de colores, y que se emplean para señalizaciones
aéreas, marítimas o terrestres.
Artículo 60o
La adquisición de municiones podrá efectuarse solamente por toda
persona natural o jurídica que tenga armas inscritas a su nombre, o esté inscrita como
comerciante, previa presentación del permiso otorgado por la Autoridad Fiscalizadora
correspondiente al lugar del domicilio del adquiriente.
Artículo 61o
Según la clasificación indicada en el artículo 59, la adquisición y
tenencia máxima de munición permitida a los poseedores de armas inscritas a su nombre,
es la que se señala a continuación:
a) Cartuchos para armas cortas y largas:
– Pistolas y Revólveres : 100 cartuchos
– Fusiles y Carabinas Cal. .22 : 200 cartuchos
20
b) Cartuchos de proyectiles múltiples:
– Escopetas de caza, fosa olímpica o tiro skeet : 3.000 cartuchos.
– Las cantidades máximas indicadas en cada una de las letras a) y b), se
considerarán por cada tipo de arma y calibre.
c) Cartuchos industriales, fumígenos y luminosos:
– Los importadores y comerciantes en cartuchos industriales, fumígenos o
luminosos, podrán adquirir y mantener en bodega las cantidades que autorice la
Dirección General. La transferencia de importador o comerciante a usuario,
será autorizada por la Autoridad Fiscalizadora correspondiente.
Artículo 62 Se considerarán municiones prohibidas las que corresponden a las
armas de tipo prohibido, y las que tengan una estructura especial o hayan sido modificadas
para aumentar su peligrosidad.
CAPITULO VII
De los regarcadores de cartuchos de caza
Artículo 63 Las personas naturales o jurídicas que posean máquinas
recargadoras de cartuchos de caza, deberán inscribirse ante la
Autoridad Fiscalizadora correspondiente al lugar donde éstas se encuentren instaladas.
Sólo se aceptará la posesión de máquinas recargadoras de cartuchos de caza, con patente
de fábrica plenamente identificada.
Antes de otorgar la autorización para recargar cartuchos, se debe cumplir con los
siguientes requisitos:
1.- Estudio de seguridad de las personas solicitantes.
2.- Revisión y aprobación por el Banco de Pruebas de Chile de los equipos,
instalaciones y calidad de las muestras de trabajo.
Aprobada la solicitud por la Autoridad Fiscalizadora, se efectuará la inscripción en el
Registro correspondiente, que se incluirá en el informe mensual a la Dirección General.
Artículo 64 Los cartuchos recargados no podrán ser comercializados; su uso
estará reservado exclusivamente a la persona o entidad a cuyo nombre se encuentre
inscrita la máquina recargadora.
Se deberá llevar un libro autorizado por la Autoridad Fiscalizadora correspondiente,
en el que se incluya la siguiente información:
– Fecha de recarga.
– Identificación del usuario.
– Cantidad de cartuchos recargados por calibre.
21
CAPITULO VIII
De los deportistas
Artículo 65 Para los efectos del presente reglamento se considerará
«DEPORTISTAS» a las personas que practiquen regularmente tiro al blanco, tiro al vuelo y
de caza.
La inscripción de los deportistas que practiquen tiro al blanco o al vuelo, se
autorizará si ellos están inscritos en un Club afiliado a la Federación de Tiro al Blanco o al
Vuelo de Chile, previo estudio de seguridad de sus antecedentes personales.
Se deberá presentar a la Autoridad Fiscalizadora una solicitud, acompañada del
certificado de la Federación antes mencionada, en el que conste la disciplina que practica y
la identificación de las armas.
La Resolución que en cada caso dicte la Dirección General fijará la cantidad e
identificación de las armas para la práctica de los deportes antes citados que el solicitante
puede poseer.
CAPITULO IX
De los coleccionistas
Artículo 66 La Dirección General será el único organismo que calificará como
coleccionistas a las personas que estén en posesión de armas antiguas u otras que por su
valor histórico o estético merezcan ser calificadas como «de colección». Para este fin podrá
recurrir a la asesoría de otros organismos o expertos en la materia.
Para obtener su inscripción los interesados presentarán una solicitud a la Autoridad
Fiscalizadora de su domicilio, acompañada de una lista de las armas con la historia de cada
una y certificado del IDIC conforme al Artículo 46o
.
La Autoridad Fiscalizadora remitirá los antecedentes a la Dirección General, la que
determinará las armas que ingresan al Registro de Coleccionistas y las que, por no reunir
los requisitos, se inscriban en el Registro Nacional de Armas de Fuego. También dispondrá
cuáles de ellas deben ser desactivadas por IDIC o entregadas a los Arsenales de Guerra
para su destrucción.
En la Resolución correspondiente, se dispondrá la inscripción anual, medidas de
seguridad y control por parte de la Autoridad Fiscalizadora.
Artículo 67 Los miembros en servicio activo o en retiro de los organismos
mencionados en el artículo 2 de este reglamento, que hayan obtenido armas livianas cortas
o largas no automáticas de cualquier calibre durante su trayectoria profesional en calidad de
premios o recuerdos, podrán inscribirse como coleccionistas previa solicitud y Resolución de
la Dirección General.
La Autoridad Fiscalizadora deberá informar a la Dirección General de lo obrado,
previo estudio de seguridad de sus antecedentes personales.
22
VII.- TITULO SEPTIMO
DE LOS EXPLOSIVOS Y PRODUCTOS QUIMICOS
CAPITULO I
De la definición de explosivo
Artículo 68 Se considera explosivo toda sustancia o mezcla de sustancias
químicas que por la liberación rápida de su energía, en general produce o puede producir,
dentro de cierto radio, un aumento de presión y generación de calor, llama y ruido.
Del mismo modo, se consideran explosivos los objetos cargados con productos
explosivos.
Artículo 69 La Dirección General establecerá y mantendrá actualizado el Listado
Nacional de Explosivos y Productos Químicos. También establecerá y actualizará cuando
sea necesario la equivalencia de explosivos en relación con la dinamita 60%.
CAPITULO II
De los consumidores de explosivos
Artículo 70 Las personas naturales o jurídicas que por la naturaleza de sus
actividades deban utilizar explosivos, para los efectos de este reglamento, serán
consideradas «Consumidores de Explosivos».
Como tales, y previa Resolución de la Dirección General que los autorice, deberán
inscribirse ante la Autoridad Fiscalizadora del lugar en que se encuentren ubicadas las
faenas.
Artículo 71 Atendiendo a la naturaleza y duración de las faenas, los
consumidores de explosivos se clasifican como:
a) Consumidores Habituales: Son aquellos que normalmente ejecutan trabajos
que requieren el empleo de explosivos, como son las Empresas de la Minería y Obras
Públicas (Vialidad, Riego, Obras Portuarias) y Agricultura. También se incluye como
consumidores habituales de explosivos a los «Pirquineros», que son quienes ejecutan en
forma individual labores de búsqueda y extracción de minerales.
Será requisito indispensable para adquirir explosivos, el que los consumidores
habituales estén inscritos como tales ante la Autoridad Fiscalizadora que corresponda al
lugar de la faena.
b) Consumidores Ocasionales: Son aquellos que no necesitan emplear explosivos
en su actividad normal, pero deben usarlos por circunstancias imprevistas.
No precisan de inscripción como «Consumidores Habituales de Explosivos», pero
para su utilización deberán obtener permiso de la Autoridad Fiscalizadora del lugar de la
faena, y será esta Autoridad la que determine en el terreno la necesidad de su uso, fije su
cantidad, autorice su adquisición y transporte, y controle la seguridad de su empleo.
23
Para este efecto, el trabajo debe ser ejecutado por un Manipulador de Explosivos
con licencia vigente o por un organismo especializado autorizado por la Autoridad
Fiscalizadora.
Estos consumidores no podrán mantener existencias de explosivos ni artificios.
Artículo 72 Para obtener la inscripción como «Consumidor Habitual de
Explosivos», los interesados presentarán ante la Autoridad Fiscalizadora correspondiente al
lugar de la faena, los documentos que a continuación se indican:
a) Solicitud de inscripción.
b) Documento que ampara su actividad: Patente Minera o Municipal, Contrato de
Arriendo, Escritura de Propiedad o Constitución de Sociedad, Manifestación
Minera.
c) Relación de Manipuladores de Explosivos que empleará con sus respectivos
números de Registro o Licencia.
d) Antecedentes sobre el polvorín en que almacenará los explosivos, para lo cual
deberá indicar la Resolución de la Dirección General que autorizó la
construcción, sea propio o facilitado por otro consumidor habitual ya inscrito.
La Autoridad Fiscalizadora deberá elevar estos antecedentes a la Dirección
General, previo estudio de seguridad de todas y cada una de las personas mencionadas en
la solicitud.
Aprobada la solicitud mediante una Resolución de la Dirección General, la
Autoridad Fiscalizadora inscribe al solicitante en su «Registro de Consumidores Habituales
de Explosivos» y envía a la Dirección General copia del Certificado de Inscripción Anual que
extienda.
La inscripción tendrá un año de validez y deberá obligatoriamente ser renovada
antes del 31 de marzo de cada año.
Artículo 73 Los Consumidores Habituales podrán además inscribirse como
importadores de los explosivos que requieran para su propio consumo.
Artículo 74 Toda persona que manipule explosivos, cualquiera que sea su
naturaleza, deberá contar con una licencia otorgada por la Autoridad Fiscalizadora
respectiva.
Las licencias otorgadas por las Autoridades Fiscalizadoras tendrán una vigencia de
dos años y serán válidas dentro de todo el territorio nacional.
Las licencias otorgadas por las Autoridades Fiscalizadoras a los programado res
calculistas de explosivos, tendrán una vigencia de cinco años, y serán válidas dentro de todo
el territorio nacional.
Las Autoridades Fiscalizadoras exigirán al solicitante un certificado de la Autoridad
de Prevención de Riesgo de la Empresa para la cual trabaja, en el que conste que el
peticionario reúne, a juicio de la respectiva Empresa, los requisitos mínimos necesarios de
carácter técnico para desempeñarse como manipulador de explosivos.
Los pirquineros, materialeros o canteros, deberán presentar una declaración jurada
dejando constancia que conocen la manipulación de explosivos empleados en la minería.
24
Los Certificados así otorgados significan la responsabilidad de sus firmantes ante la
Autoridad Fiscalizadora respecto de los conocimientos técnicos que deben poseer los
interesados.
Las Autoridades Fiscalizadoras remitirán los antecedentes a la Dirección General
con el objeto de que tome conocimiento, confeccione el Registro Nacional y envíe los
antecedentes necesarios al Servicio Nacional de Geología y Minería, con el objeto que
lleve su propio Registro Nacional para los efectos de su competencia.
Las instrucciones de detalle para tramitar la documentación para obtener
Licencia para Manipular Explosivos serán impartidas por la Dirección General a todas las
Autoridades Fiscalizadoras.
CAPITULO III
De las instalaciones para almacenar explosivos
Artículo 75 En las actividades en que se requiera el uso de explosivos, deberá
contarse con las instalaciones adecuadas para el almacenamiento de éstos y/o de las
materias primas necesarias para su obtención, si el explosivo se fabrica en el lugar de la
faena.
Artículo 76 Las instalaciones destinadas al almacenamiento de explosivos,
artificios o sustancias químicas utilizadas como materias primas en su elaboración, sólo
podrán ser ubicadas en los lugares que permita la Municipalidad correspondiente.
Artículo 77 Los almacenes de explosivos, comúnmente llamados «polvorines», se
clasifican en:
a) De Superficie: Son los construidos sobre el nivel del terreno.
b) Subterráneos: Son aquellos que se construyen en galerías o niveles en el
interior de una mina, tienen comunicación con otras galerías de la misma mina y se les
destina por lo general para el almacenamiento temporal de explosivos.
Si de acuerdo al avance de la faena, se ve la necesidad de cambiar la ubicación del
polvorín, este cambio, y la habilitación del nuevo almacén, debe ser previamente solicitado a
la Autoridad Fiscalizadora correspondiente, como si se tratara de un nuevo polvorín.
c) Enterrados: Son los instalados en socavones o galerías sin comunicación a
otras labores subterráneas en actividad. Pueden también estar constituidos por una bóveda
recubierta de tierra suelta, con una techumbre adecuadamente resistente para soportarla.
d) Móviles: Son los instalados sobre equipos de transporte, que se desplazan
conforme al avance de las faenas. Su construcción debe ser totalmente cerrada e
incombustible, recubierta interiormente con material no ferroso, con puertas de acceso
metálicas. Pueden también ser cajas de transporte manual en faenas menores.
La cantidad de explosivos que almacenan, expresada en la equivalencia de dinamita
60%, no puede ser superior a la mitad del volumen útil del almacén ni a la definida en los
artículos 84o
y 85o
. Su permanencia en cada lugar no puede ser superior a dos meses, y
será responsabilidad de la Autoridad Fiscalizadora que corresponda al lugar de su
ubicación, controlar y hacer cumplir este plazo. La instalación de estos almacenes en cada
faena será comunicada a la Autoridad Fiscalizadora con 8 días de anticipación.
25
Artículo 78 La solicitud para construir o instalar almacenes de explosivos, se
dirigirá a la Dirección General, por intermedio de la Autoridad Fiscalizadora del lugar en que
se proyecte ubicarlos, acompañando los siguientes antecedentes, en original y 2 copias:
– Plano de ubicación del o los almacenes, y planos de planta y elevación de cada
uno. Si son almacenes de superficie, se deberá acompañar de un plano de
detalle.
– Hoja de cálculo, determinando las distancias de seguridad de acuerdo a os Arts.
84o
y 85o
de este reglamento.
– Reglamento interno de la Empresa o normas de seguridad específicas que se
aplicarán, aparte de las contempladas en el presente reglamento y en el de Policía
y Seguridad Minera.
– Informe del S.N.G.M., referente a características técnicas, capacidad y condiciones
de seguridad de los polvorines por autorizar.
La Autorización la otorgará la Dirección General, previo informe del S.N.G.M. La
Resolución correspondiente se inscribirá en el Registro Nacional y la Autoridad Fiscalizadora
correspondiente extenderá el Certificado de Inscripción Anual enviando una copia a la
Dirección General. Se comunicará esta autorización al S.N.G.M. o al organismo que
corresponda cuando se trate de polvorines para obras ajenas a la minería.
Si se trata de legalizar un polvorín que está construido, la Autoridad Fiscalizadora
deberá acompañar, además, un informe en el que conste la revisión que ha efectuado a la o
las instalaciones.
Artículo 79 El control de los almacenes de explosivos se ejercerá por la
Dirección General, las Autoridades Fiscalizado- ras del lugar donde se encuentren
instalados, el S.N.G.M. y en lo referido a las condiciones de almacenamiento y estabilidad
de los explosivos, por el IDIC en su calidad de Banco de Pruebas de Chile, y sus delegados.
Artículo 80 Para la construcción de almacenes de explosivos, se eligirán terrenos
de fácil acceso, firmes y secos, no expuestos a inundaciones y despejados de pastos y
matorrales en un radio no inferior a 25 metros, considerados desde la periferia del edificio, o
del acceso al almacén cuando éstos sean enterrados.
Artículo 81 Los almacenes de superficie deberán cumplir con las siguientes
exigencias de carácter general:
– Construcciones de un piso, con muros laterales sólidos y que opongan
resistencia a los efectos de una eventual explosión, y techos livianos para que
la fuerza de la onda se expanda en sentido vertical, siempre que no afecte la
estabilidad del edificio ni la seguridad del explosivo almacenado. Los clavos
deben estar cubiertos por material aislante.
– Todo elemento metálico dentro del polvorín debe estar conectado a tierra.
– Sus puertas serán metálicas y forradas en madera en el lado interior. Las paredes
interiores y los pisos deben ser lisos, para evitar la acumulación de tierra o de
residuos de explosivos.
– Se deberá conectar con un sistema de alarma que permita anunciar cualquier
situación de peligro, y con elementos que permitan eliminar un principio de
incendio.
– La instalación de alumbrado debe ir por el exterior del almacén, proyectándose
la luz desde afuera hacia el interior; los interruptores se ubicarán fuera del
almacén. Se podrán excluir esta exigencias si se utilizan lámparas de seguridad
contra llamas, o una instalación blindada.
26
– Junto a la entrada, y por el exterior, se colocará en el suelo una plancha metálica
conectada a tierra, debiendo toda persona que entre al almacén pisarla, para
descargar la electricidad estática que pueda tener acumulada en su cuerpo.
Alternativamente se podrá instalar una barra metálica, que cumpla la misma
función de tocarla.
– En las zonas en que sean frecuentes las tempestades eléctricas, se recomienda
instalar pararrayos junto a los almacenes de superficie.
– Contarán con ventanillas o ductos de ventilación ubicados en paredes opuestas y a
distintos niveles. La boca de las ventanillas se protegerá con una rejilla o plancha
metálica perforada.
– En caso de tener parapetos, éstos se ubicarán a una distancia mínima de 3
metros del muro exterior del almacén, destinados a limitar los efectos de una
eventual explosión.
– Si el terreno es ondulado, dichas ondulaciones pueden servir como parapeto
natural.
– Los parapetos se construirán de tierra apisonada, con una altura mínima igual a
la de los muros del almacén, con talud de 23o
a 60o
, medidos desde la horizontal,
por su parte interior y exterior. Este talud puede sustituirse por un muro que resista
el empuje del terreno, por el lado interior.
Artículo 82 Los almacenes enterrados y subterráneos cumplirán con las
siguientes exigencias de carácter general:
– La zona de labor subterránea destinada a almacén de explosivos y la galería de
acceso deberán presentar una completa garantía de seguridad contra derrumbes.
– Tendrán ductos de ventilación que permitan la normal circulación del aire u otro
sistema adecuado de renovación ambiental.
– La iluminación se proyectará desde el exterior, colocándose los interruptores en
postes separados del almacén. Se puede aceptar que la iluminación sea la que
proporcione la lámpara eléctrica de seguridad montada en el casco del minero, así
como también instalaciones blindadas o linternas especiales.
– Junto a la entrada del almacén, y por el exterior, se colocará en el suelo una
plancha metálica conectada a tierra, que permita a la persona que la pise que
descargue a través de ella la electricidad estática que acumula en su cuerpo.
Alternativamente, se podrá colocar una barra metálica que al tocarla cumpla
iguales funciones.
– El almacenamiento de explosivos se efectuará en un acodamiento de excavación
practicada en ángulo recto respecto a la galería de acceso, y a una distancia de la
entrada o boca del socavón, o de otros almacenes en el mismo, determinadas
por la aplicación de las fórmulas señaladas en los Arts. 84o
y 85o
. Si la cantidad
almacenada es superior a 100 Kgs. de dinamita 60%, o su equivalente si es otro
explosivos, se hará una excavación frente al acodamiento, que servirá como
cámara de expansión de los gases para casos de explosión. Esta tendrá el
mismo ancho y altura del almacén, y 3 metros de largo como mínimo.
– Si en los polvorines enterrados la cantidad de explosivos almacenados es superior
a 200 Kgs. de dinamita 60%, o su equivalente si se trata de otro producto, se
construirá un parapeto de protección de tierra frente a la entrada, con el fin de
reducir los efectos de una eventual explosión.
Artículo 83 Cuando se trate de polvorines para faenas menores, con una
capacidad máxima de 200 Kgs. de explosivos equivalentes a dinamita 60%, la Dirección
General podrá establecer otras especificaciones de construcción distintas de las señaladas
en los artículos anteriores. Este mismo procedimiento se aplicará en casos especiales a
solicitud del interesado.
27
Artículo 84 La distancia de seguridad «S» expresada en metros entre polvorines
con y sin parapeto y edificios habitados, caminos públicos o ferrocarriles, y otros polvorines,
se determina por las siguientes fórmulas en las que «W» es la cantidad en Kgs. de dinamita
60%:
a) Distancia a edificios habitados:

S = 10 3√(6W) (con parapeto)
S = 20 3√(6W) (sin parapeto)
b) Distancia a ferrocarriles y caminos:
S = 6 3√(6W) (ferrocarriles)
S = 3 3√(6W) (caminos públicos)
c) Distancia a otros polvorines:
S = K 3√W ; W = Kg. de explosivos en el polvorín más capacidad.
K = 5,5 para polvorines de superficie y móviles.
K = 2,5 para polvorines de superficie con parapetos.
K = 1,5 para polvorines subterráneos y enterrados.
Artículo 85 El espesor mínimo horizontal de tierra «X» expresado en metros, entre
un almacén subterráneo o enterrado y la galería más próxima de trabajo está dado por la
expresión:
3
X = 10,75 . W
g
en la que:
W = peso del explosivo en Kg. equivalente a dinamita.
g = densidad del terreno expresada en tonelada/m3 .
El espesor mínimo de tierra vertical «Y» que recubre una galería o socavón de
depósito, expresado en mts., para un almacén subterráneo o enterrado que contiene «W»
kilos de explosivos, y con una densidad «g» en ton./m.3 del terreno está dado por la fórmula:

3
Y = 2 W – 1
g
Para el caso de almacenes subterráneos, el espesor mínimo de terreno «y» medido
verticalmente, es válido tanto hacia la superficie como hacia otros túneles o galerías
ubicadas bajo el almacén.
Para almacenes enterrados, el valor que se obtenga para «y» puede reducirse a la
mitad, si el terreno sobre el almacén es intransitable, o está cercado en un radio de 25 mts.
28
Artículo 86 El nitrato de amonio, en sacos o a granel, puede guardarse en
almacenes que cumplan con los requisitos señalados precedentemente, o al aire libre en
terreno preparado para tal fin, y siempre que las características del clima lo permitan.
Si el almacenamiento se efectúa al aire libre, se tendrá presente lo siguiente:
– El terreno debe ser despejado de basura, maleza y en general de todo material
combustible, en un radio de 30 metros.
– La instalación debe contar con pararrayos, especialmente cuando se trate de zonas
expuestas a tempestades eléctricas.
– La iluminación exterior se instalará a una distancia no inferior a 3 metros del área
de almacenamiento o depósito.
– Según las condiciones climáticas, el nitrato de amonio se cubrirá con carpas
techumbre de material liviano, con postación de apoyo de material no
combustible .la techumbre deberá tener una altura de 1,20 metros como mínimo
sobre el material.
– No se debe almacenar más de 500 toneladas por sección. Las secciones deberán
estar separadas por cortafuegos cuya altura sobrepase en un 40% la altura del
nitrato.
– El piso del depósito al aire libre puede ser de concreto, madera o tierra apisonada
lo suficientemente liso para facilitar el barrido, sin junturas en que puedan
introducirse cristales de nitrato de amonio. Se prohíbe el uso de macadam
asfáltico como piso; si éste es sólo de tierra apisonada, se recomienda colocar el
nitrato sobre tarimas de madera separadas 10 centímetros como mínimo del suelo,
para evitar la absorción de humedad.
Artículo 87 Las plantas mezcladoras de nitrato se considerarán como polvorines
para los efectos de cálculo de distancias de seguridad, aplicando las equivalencias en
dinamita 60% en los componentes y mezcla terminada (Anfo o Sanfo). Esta última podrá
almacenarse transitoriamente dentro del recinto de la planta, en una cantidad máxima de
200 toneladas.
La mezcla en preparación deberá estar separada de la terminada y de otros
materiales, por la distancia que se determine aplicando las fórmulas del Art. 84, siendo «W»
el peso en Kg. equivalente a dinamita 60% del material en proceso.
CAPITULO IV
De las Medidas de Seguridad
Artículo 88 Todo almacén o recinto destinado al almacenamiento de explosivos
debe permanecer cerrado y vigilado por personal idóneo, y sólo tendrán acceso a él quienes
trabajan en las operaciones de ingresar dichos productos o retirarlos para su uso.
Aparte del polvorinero y de quienes trabajan en las faenas antes señaladas, sólo
podrán entrar a esta faenas las personas que tengan un permiso especial para hacerlo,
otorgado por la Autoridad responsable de la faena.
Artículo 89 Los almacenes de explosivos o polvorines estarán a cargo de una
persona responsable que cumpla con los requisitos exigidos en el Art. 74o
, en lo referido a
los polvorineros. Dicha persona llevará un «Libro de Existencias», registrado en la Autoridad
Fiscalizadora correspondiente,, donde anotará la recepción, entrega y devolución de los
explosivos para las faenas. Se dará prioridad en la entrega de explosivos a aquellos que
lleven más tiempo almacenados.
29
Artículo 90 Los almacenes estarán circundados en un radio de 25 metros por una
malla o cerco de alambre de 1,80 m. de altura, como mínimo, con puerta y candado: la llave
se mantendrá en poder del personal de vigilancia o de seguridad.
Artículo 91 Los almacenes que se encuentren aislados, sean de superficie,
enterrados o subterráneos, deberán tener a una distancia y ubicación convenientes, un
servicio de vigilancia de las instalaciones.
Artículo 92 En todo almacén con más de 10 toneladas de dinamita 60% o su
equivalente, existirán instrumentos para medir temperatura y humedad ambiente. Estas
mediciones se efectuarán diariamente, llevándose un registro de ellas de modo de evitar
que su valor instantáneo alcance los límites máximos y mínimos permitidos, de acuerdo al
tipo de explosivos.
Artículo 93 Por ningún motivo se tratará de combatir un incendio ya declarado en
el interior del almacén, en cuyo caso, sólo cabe dar la alarma, para que toda persona que se
encuentre en los alrededores se aleje hasta un lugar protegido.
En el caso de combustión del nitrato de amonio, se tendrá presente que éste sólo se
apaga por enfriamiento, y para ello es recomendable que a menos de 10 metros de los
polvorines se instalen grifos de agua con manguera y rociadores dentro de ellos. A falta de
una adecuada red de cañerías, deberá disponerse de un camión estanque acondicionado
con bomba para combatir el siniestro.
Se utilizarán extinguidores de tetracloruro de carbono, polvo químico, espuma
anhídrido carbónico o agua sólo para controlar amagos de fuego clase A, B y C, según
corresponda.
Artículo 94 En el interior del almacén, los envases conteniendo explosivos se
colocarán en pilas que no excedan de 10 cajas de altura, teniendo en cuenta, en todo caso,
que no se produzcan deformaciones de las cajas ubicadas en la parte inferior de la pila, si
ellas son de cartón. Se dejará un espacio de metro de separación entre pilas para permitir
el fácil desplazamiento, ya sea para colocar nuevas cajas, o retirar las que se necesiten para
el uso de explosivos.
Se deberá considerar, además, una separación de 0,8 m. de las paredes del
almacén.
Artículo 95 Al polvorín se ingresará siempre acompañado; sin embargo, no
podrán permanecer en él más de cinco personas conjuntamente. En todo caso, se debe
considerar lo dispuesto en el artículo 88o
.
Sin perjuicio de lo señalado en los artículos anteriores, se observarán además las
siguientes prohibiciones:
– Ingresar a los almacenes con fósforos, encendedores u otros artefactos capaces
de producir llamas.
– Usar calefactores en el interior del almacén.
– Fumar en el interior del almacén.
– Ingresar con herramientas, excepto aquellas que se utilicen en trabajos propios
del almacén, las que deben ser de metales no ferrosos (latón, bronce, cobre,
etc.).
– Guardar ropas, útiles de trabajo, o cualquier otro elemento extraño en su interior.
– Ingresar con zapatos y ropas que no sean los correspondientes al calzado y
vestuario de seguridad.
30
– Abrir en su interior los cajones que contienen explosivos.
– Utilizar lámparas que no sean de seguridad.
– Transportar explosivos sueltos en los bolsillos o en las manos. En forma especial
debe considerarse esta prohibición cuando se trata de detonadores.
– Vender o regalar los envases de explosivos, cajas, cartones o papeles usa dos
como envases o envolturas de explosivos. Deben ser destruidos por el fuego y
en un lugar apartado de los polvorines.
– Almacenar en un mismo local detonadores conjuntamente con explosivos.
– Mantener o emplear tubos de oxígeno, hidrógeno, acetileno, gas licuado o
cualquier otro elemento capaz de producir explosión en los alrededores de los
almacenes.
– Mantener almacenados explosivos cuyos envases presenten manchas aceitosas
o escurrimientos de líquidos, u otros signos evidentes de descomposición.
– Preparar en el interior del almacén los tiros que se utilizarán en las faenas.
– Utilizar combustible o líquidos inflamables para el aseo de los almacenes. Para
dicho aseo es recomendable lavar pisos y paredes con una solución
compuesta de :
. Agua destilada : 1,4 Lt.
. Alcohol desnaturalizado : 4,2 Lt.
. Acetona : o,2 Lt.
Artículo 96 En los establecimientos comerciales autorizados, sólo se podrán
mantener en estanterías y a la vista del público, los productos y cantidades de ellos que a
continuación se indican:
– Pólvora de caza, sin humo y en envases especiales: 20 Kgs.
– Municiones de distintos tipos y calibres: 1.000 cartuchos en total.
Para cantidades mayores, el almacenamiento se hará en bodegas especiales que
cumplan con medidas de seguridad contra robos e incendios, y de acuerdo con la capacidad
del almacén, no pudiendo exceder de 100 Kg. de pólvora de caza sin humo, y 650.000
cartuchos de caza de distintos tipos y calibres, en total.
Artículo 97 Los usuarios de almacenes de superficie que contengan más de 10
toneladas de explosivos, deberán dar aviso a la Autoridad Aérea más próxima, a fin de que
sea fijada la altura mínima de vuelo sobre el área en que está ubicado el polvorín.
CAPITULO V
De la Destrucción de Explosivos
Artículo 98 Los explosivos que por congelación, exudación, descomposición por
pérdida de su estabilizante, o que por cualquier otro motivo aumenten peligrosamente su
sensibilidad, deben ser destruidos, previa autorización de la Autoridad Fiscalizadora
respectiva, y posterior constancia en Acta visada por la misma Autoridad.
Artículo 99 La destrucción de explosivos, según su naturaleza, se efectuará por
alguno de los siguientes procedimientos:
– Por combustión.
– Por explosión o detonación provocada y controlada.
31
Artículo 100 El explosivo que deba destruirse por fuego será retirado de sus
embalajes y envolturas. Ante la propagación del fuego, se mantendrán en el lugar
elementos para combatirlo.
Si las combustiones son varias y sucesivas, se elegirán lugares distintos.
Artículo 101 En la destrucción de explosivos por detonación, debe considerarse
una distancia mínima hacia centros habitados determinada por las fórmulas del artículo 84.
La iniciación se hará por detonadores eléctricos a mecha. En ambos casos
deberán considerarse las medidas de protección del personal, tomando en cuenta la
extensión y velocidad de combustión del elemento iniciador.
Producida la detonación, se comprobará la destrucción total del explosivo.
Artículo 102 La destrucción de fulminantes, estopines o detonadores, por ser muy
sensibles a los golpes, fricciones y chispas de cualquier origen, se efectuará recubriéndolos
con arena u otro material similar, e inflamándolos con un detonador eléctrico o a mecha.
CAPITULO VI
Del Transporte
A.- Generalidades.
Artículo 103 Para el transporte de explosivos, deberán considerarse las medidas
de seguridad contra riesgos de accidentes, teniendo presente los siguientes factores:
– Cantidad de explosivos.
– Características y condiciones del embalaje.
– Acondicionamiento de la carga.
– Naturaleza y características de ella.
– Medio en que se efectuará el transporte.
Artículo 104 Todo embarque debe contar con una Guía de Libre Tránsito,
extendida por la Autoridad fiscalizadora correspondiente al lugar donde se utilizará el
explosivo. Esta Guía debe ser presentada a la Autoridad Fiscalizadora de la localidad desde
donde se inicia el transporte, la que, previa verificación de las anotaciones que en ella
figuran, colocará su firma, timbre y fecha en que se inicia el viaje.
La Guía de Libre Tránsito, junto con individualizar al conductor y a quienes deben
acompañarlo, y señalar las características del vehículo, indicará el explosivo que transporta,
el tipo y el peso.
Las personas que entreguen estos productos a los encargados de transportar- los, lo
harán sólo después de comprobar la existencia de la Guía de Libre Tránsito, y de verificar
que los datos que en ella se consignan corresponden a la realidad.
Cualquier modificación debe tener el Vo
Bo
de la Autoridad Fiscalizadora del lugar
donde se despacha el explosivo. Esta misma Autoridad podrá extender la Guía de Libre
Tránsito, cuando por circunstancias especiales no lo haya hecho la Autoridad del lugar
donde el explosivo se utilizará. En estos casos, el solicitante deberá presentar a esta última,
su inscripción anual vigente.
32
Artículo 105 La Guía de Libre Tránsito debe ser firmada y timbrada, en todos los
Controles de Carabineros existentes en la ruta, indicándose la fecha y hora en que se
efectuó el control.
Finalizado el transporte, el conductor del vehículo entregará la Guía de Libre
Tránsito a la Autoridad Fiscalizadora que autorizó la compra y extendió dicho documento,
la que verificará si se efectuaron todos los controles de carretera. En caso afirmativo
archivará la Guía; si ellos no se hicieron, la remitirá a la Dirección General.
Si el permiso o Guía de Libre Tránsito fue otorgado por la Autoridad Fiscalizadora
correspondiente al lugar de iniciación del transporte, la Guía le será remitida por la Autoridad
de Término del viaje, procediéndose a continuación conforme a lo indicado
precedentemente (archivarla o remitirla a la Dirección General).
Artículo 106 Cualquiera que sea el medio que se utilice para transportar el
explosivo, deberán observarse las siguientes normas generales:
– El explosivo que se transporte debe encontrarse en buenas condiciones de
estabilidad, convenientemente embalado, en cajas de madera o de cartón
resistente a la deformación, indicando en su parte exterior el tipo de explosivo y
su peso neto.
– La carga y descarga deben ser dirigidas por personas que posean Licencia de
Manipuladores de Explosivos.
– Los productos explosivos no deben ser transportados junto con aquellos que
tengan el carácter de iniciadores, como estopines y fulminantes (detonadores), o
cualquier otro producto inflamable o de fácil combustión.
– En casos excepcionales, con la autorización y control de la Autoridad Fiscalizadora,
podrán transportarse en el mismo vehículo explosivos y detonadores. Para tal
efecto, estos últimos deben ir en una caja metálica sólida forrada interiormente con
goma, fieltro o material similar, separada del resto del explosivo por un elemento
amortiguador (sacos de arena, fardos de paja, etc.).
– Antes de la descarga de los explosivos en su lugar de destino, deberá
asegurarse que el local en que se almacenarán cumple con las condiciones
señaladas en este reglamento para tales fines.
– Salvo casos especiales, las operaciones de carga y descarga deben efectuarse
con luz natural. Si ellas se realizan durante la noche, se usarán para alumbrado
linternas de seguridad o lámparas eléctricas adecuadamente ubicadas,
aseguradas contra la producción de chispas y proyectando la luz desde el
exterior.
– Prohíbese fumar a las personas que participen en el transporte, o tener en su
poder fósforos, encendedores, velas para alumbrarse y, en general, cualquier
elemento capaz de producir chispas o llamas.
– Antes de la carga del explosivo, e inmediatamente después de su descarga en la
estación de destino, los equipos, vagones o bodegas deben ser cuidadosamente
aseados.
– Durante las ya señaladas operaciones de carga, descarga y aseo, los equipos y
vagones deben estar frenados y acuñados, y conectados a tierra directamente por
un cable conductor de cobre.
Artículo 107 Las municiones para armas permitidas requerirán Guía de Libre
Tránsito sólo cuando se trate de transportes comerciales.
Los particulares deberán estar premunidos de las inscripciones de las armas cuya
munición transportan.
33
Artículo 108 Los productos químicos sujetos a control con características
explosivas estarán afectos a las mismas exigencias establecidas para el transporte de
explosivos.
Estos productos serán determinados por la Dirección General conforme al artículo
69o
de este reglamento.
B.- Del transporte terrestre en camiones y otros vehículos.
Artículo 109 Todo camión que transporte explosivos debe llevar en ambos
costados un letrero visible de 20 x 80 cms. que diga EXPLOSIVOS, en letras de por lo
menos 15 cms. de alto, de color negro sobre fondo de color anaranjado.
En las partes delantera y posterior de estos vehículos, sujetas en un asta
proporcionada a éstos, llevará banderas de 40 x 40 cms., compuestas de dos franjas
verticales de iguales dimensiones, una amarilla y otra negra, la primera junto al asta.
En circunstancias especiales, las Autoridades Fiscalizadoras podrán reemplazar
las señales antes indicadas por otras medidas de seguridad que estimen necesarias.
Artículo 110 Los camiones que transportan explosivos, sea en forma habitual u
ocasionalmente, deberán contar con un certificado de revisión técnica, emitido por un garaje
autorizado por alguna Municipalidad, en que conste el buen estado general del vehículo.
En particular deberá dejar expresa constancia del buen funcionamiento de los
siguientes sistemas: motor, frenos, sistema de combustible, sistema eléctrico, suspensión,
neumáticos, tubo de escape y carrocería con conexión directa a tierra. Además, deberá
estar premunido de extinguidores adecuados con el certificado de carga vigente. Para estos
efectos, dicho certificado tendrá una duración máxima de tres meses.
Artículo 111 La carga máxima admisible para el transporte de explosivos en
camión será de 30 toneladas. Cualquiera sea su cantidad dentro de este límite, ella deberá
estar firmemente asegurada en el vehículo, de modo que se eviten choques y fricciones
entre los envases de los explosivos. Además, deberá estar cubierta con una lona gruesa
incombustible que la proteja del sol, humedad o chispas que puedan afectarla.
Artículo 112 El camión que transporte explosivos deberá ser provisto de
combustible con anterioridad al carguío del explosivo. En caso de necesidad de
reabastecimiento de combustible durante el viaje, se deberá conectar el camión a tierra y
despejar la zona en un radio de 10 mts.
Artículo 113 En casos de tempestad eléctrica el camión deberá detenerse en un
lugar despoblado, retirándose las personas que lo tienen a su cargo a un sitio a cubierto de
los riesgos de una posible explosión.
Artículo 114 La alimentación del personal a cargo del vehículo será llevada, en lo
posible, por cada persona. Las detenciones para alimentación o descanso se harán en
lugares donde no exista peligro para personas, edificios o instalaciones, y en ningún
momento se podrá dejar sin vigilancia el vehículo y su carga.
Artículo 115 Se evitará el tránsito de camiones con explosivos a través de las
ciudades. Si no fuera posible evitarlo, se efectuará por las partes menos pobladas y en las
horas de menor movimiento.
34
La velocidad máxima de desplazamiento deberá ser la estrictamente fijada por la
Autoridad para cada tramo del camino, con un máximo de 60 Kms./hora.
Artículo 116 La seguridad del transporte se efectuará por «Vigilantes Privados» de
las empresas fabricantes, comerciales, usuarias o transportistas de explosivos, las que
previamente solicitarán al Ministerio del Interior autorización para organizar estos servicios
cumpliendo lo establecido en el D/S. 315, de 04.III.1981 (D.O. de 13.III.1981). Si la empresa
o el transportista no tiene Servicio de Vigilantes privados, o cuando por circunstancias
especiales no puede contar con ellos, esta protección podrá encomendarse a Carabineros y,
en casos excepcionales a personal Militar con autorización de la Autoridad Fiscalizadora
respectiva.
En tales circunstancias, los gastos de alimentación y alojamiento del personal uniformado, y
el peaje y de combustible de sus vehículos, serán de cargo de la empresa cuyo transporte
se protege.
Artículo 117 La selección de los vigilantes y de los conductores de vehículos que
transportan explosivos y sus relevos, serán cuidadosamente efectuada por las empresas
fabricantes, usuarias, o transportistas, según el caso, y sólo podrán actuar en esta actividad
con el Vo
Bo
de la Autoridad Fiscalizadora que extiende la Guía de Libre Tránsito. En todo
caso, unos y otros deberán tener conocimientos generales sobre manejo de explosivos.
Artículo 118 A los Vigilantes Privados encargados de proteger el transporte, se
les entregará una credencial que certifique la misión que cumplen, y con ella deberán
identificarse ante cualquier requerimiento que se les haga en los controles de Carabineros
en la carretera, mostrando, además, el correspondiente permiso para portar armas.
Artículo 119 No se exigirá protección del transporte cuando el peso neto del
explosivo sea inferior a 500 Kgs., equivalente a dinamita 60%. En tales casos, al extender la
Guía de Libre Tránsito la Autoridad Fiscalizadora, junto con dejar constancia en ella de esta
exención, establecerá la equivalencia del explosivo que se transporta.
Tampoco se exigirá protección del transporte de cartuchos de caza cuando la carga
no exceda de 200 cajas de 1.000 unidades cada una.
C.- Del transporte terrestre en ferrocarril.
Artículo 120 Para el transporte de explosivos en ferrocarril se cumplirán las
exigencias que a continuación se indican:
– En los carros en que se transportan explosivos, y si su capacidad lo permite,
podrán transportarse también otros productos, siempre que ellos no sean
inflamables o de muy fácil combustión.
– En todo caso, no se podrán transportar en el mismo carro los elementos iniciadores
y los explosivos.
– Una vez cargados los vagones se cerrarán y sellarán sus puertas, colocándose en
cada una la fecha en que esto se hizo, junto con un letrero que en forma visible
señale el peligro de la carga.
– A los carros que transporten explosivos podrán entrar, como máximo, 4 personas
simultáneamente.
– El personal que efectúe las operaciones de carga y descarga usará alpargatas o
zapatillas de goma; en ningún caso, zapatos con estoperoles u otro tipo de
calzado que con sus agregados pueda producir chispas.
– Se evitará el uso de barretillas u otras herramientas u objetos metálicos ferrosos.
35
– Los bultos que tengan explosivos no deben ser tumbados, lanzados, arrastrados o
dejados caer violentamente al piso.
– Si se observa en el interior del carro un envase deteriorado, se dará cuenta de
inmediato a la Autoridad competente más cercana. El personal empleado en
estas faenas de carga se abstendrá de reparar el envase, y sólo se preocupará
de aislar el bulto dañado, colocándolo dentro de un cajón firme de modo de
evitar que el explosivo se esparza por el piso.
– Los explosivos se colocarán en envases firmes y seguros, y sobre cada uno de
ellos y con caracteres visibles y claros se indicará su contenido y la advertencia
«PELIGRO» : «EXPLOSIVOS» y el peso o cantidad de su contenido neto.
– Se autorizarán descargas parciales de explosivos en distintas estaciones, siempre
que, una vez efectuadas, la carga restante sea de inmediato acondicionada y
acuñada, sellándose nuevamente las puertas del carro.
– Los consignatarios o destinatarios deberán retirar los explosivos tan pronto
lleguen éstos a la estación de término. Si en un plazo de 24 horas esto no se ha
hecho, el jefe de estación dará cuenta a la Autoridad competente de las Fuerzas
Armadas o Carabineros.
– Además se deberá cumplir con todas las normas que la Empresa de ferrocarriles
haya establecido para tal fin.
D.- Del transporte marítimo, fluvial o lacustre.
Artículo 121 La carga, transporte y descarga de explosivos por vía marítima,
lacustre o fluvial, se efectuará cumpliendo estrictamente las disposiciones siguientes:
– No se efectuará transporte de explosivos en barcos, lanchas u otro medio similar
destinado al transporte de pasajeros.
– Durante la carga y descarga de explosivos, el lugar de trabajo y el de tránsito con
estos productos estará totalmente despejado y expedito, evitándose los choques
con personas o bultos.
– Las bodegas en que se depositen o almacenen los explosivos deberán estar
alejadas de las calderas o chimeneas. Asimismo, estarán forradas interiormente
con tablas totalmente cerradas, de modo de evitar la introducción de chispas en
su interior. Se recomienda cubrir la carga con una lona incombustible. Se
prohibirá el acceso de personas ajenas a la bodega.
– Si el transporte de explosivos se efectúa en lagos o ríos utilizando barcos
pequeños o lanchones remolcados, se les colocará una bandera roja indicando el
peligro de la carga que transportan. Si la operación se efectúa en remolques, éstos
mantendrán una distancia mínima de 3 largos del remolcador.
– La carga y descarga de explosivos se hará en muelles y lugares señalados por la
Autoridad Marítima competente y bajo una adecuada vigilancia. Durante estas
operaciones se impedirá el acceso de personas extrañas al recinto.
– Los envases con explosivos se pondrán en el muelle de embarque sólo
momentos antes del carguío, evitándose su acumulación en dichos lugares antes
que el buque esté preparado y listo para recibirlos.
– Al recibirse una carga de explosivos, se dejará constancia en la guía de
despacho que los envases fueron revisados, y que ellos cumplen con adecuadas
condiciones de seguridad.
– Dentro de las bodegas del barco, los envases conteniendo explosivos deben
asegurarse contra golpes, movimientos bruscos, volcamiento o desplazamientos
originados por los movimientos del barco.
– Las bodegas del barco, en lo posible, deben ser inundables o estar rodeadas por
compartimientos que lo sean.
36
– Los embarques de materias explosivas o inflamables se efectuarán después del
carguío de la mercadería general.
– Adicionalmente se dará cumplimiento a las demás disposiciones que la Autoridad
Marítima haya dictado sobre la materia.
E.- Del transporte aéreo.
Artículo 122 Para el transporte de explosivos por vía aérea, se dará estricto
cumplimiento a las disposiciones que sobre esta materia hayan dictado las Autoridades
competentes.
VIII.- TITULO OCTAVO
DE LOS FUEGOS ARTIFICIALES
CAPITULO I
De la clasificación y comercialización
Artículo 123 Se entiende por fuegos artificiales aquellos productos elaborados con
pólvora u otros componentes químicos, destinados a producir efectos sonoros y luces de
diversos colores, con propósitos de entretención.
Artículo 124 Para efectos legales, los fuegos artificiales se clasifican en tres
grupos:
GRUPO No
1 : Son aquellos que sólo emiten luces de colores, sin efectos
sonoros.Funcionamiento de uso manual.
GRUPO No
2 : Son aquellos productos que, además de emitir luces de colores,
producen efectos sonoros en el aire, y a una altura superior a la de una persona.
GRUPO No
3 : Son aquellos productos destinados a presentar espectáculos
pirotécnicos, los que por su magnitud y efectos, sólo pueden ser manipulados por personal
especializado.
Artículo 125 La fabricación, importación, internación y exportación de los fuegos
artificiales clasificados en el grupo Nº 3, deberá ser autorizado por la Dirección General. El
almacenamiento, comercialización y transporte, como asimismo. El uso, montaje y
manipulación de estos mismos elementos deberá requerir el permiso que en cada caso
particular debe otorgarse por parte de la Autoridad Fiscalizadora correspondiente.
Artículo 126 Prohíbese la fabricación, importación, comercialización, distribución,
venta, entrega a cualquier título y uso de fuegos artificiales, artículos pirotécnicos y otros
artefactos de similar naturaleza como elementos terminados, sus piezas y partes
componentes, comprendidos en los grupos Nº 1 y Nº 2 del artículo 124, de este reglamento.
Artículo 127 Los fuegos artificiales autorizados, estarán contenidos en su registro
nacional a cargo de la Dirección General, el que deberá contener los siguientes datos:
. Clasificación en el grupo respectivo
. Nombre técnico o de fantasía
. Nombre de la persona jurídica o natural y su domicilio
37
. Recomendaciones de seguridad para su empleo o manejo
. Cantidad que contiene cada envase
. Programador calculista o profesional para informar sobre la instalación, desarrollo y
medidas de seguridad de espectáculos pirotécnicos
. Licencia de manipulador de fuegos artificiales
CAPITULO II
De la Inspección y Aprobación de Fuegos Artificiales
Artículo 128 El Instituto de Investigaciones y Control del Ejército, en su calidad de
Banco de Pruebas de Chile, certificará la calidad, clasificación, estabilidad y seguridad de los
fuegos artificiales y artículos pirotécnicos, previa a la autorización a que se refiere el artículo
125.Prohíbese la comercialización de fuegos artificiales por vendedores ambulantes.
Artículo 129 Los elementos rechazados por el Banco de Pruebas de Chile, por
causales de inestabilidad que involucren riesgo y peligrosidad en su almacenamiento,
transporte y/o manipulación, sean éstos de fabricación nacional o importados, serán
destruidos previa autorización de la Dirección General. De todo lo obrado deberá dejarse
constancia en el Acta que para tal efecto debe confeccionarse. El propietario podrá recurrir
ante el Juez de Policía Local competente.
Artículo 130 Los elementos importados que sean rechazados por el Banco de
Pruebas de Chile, por encontrarse clasificados en grupos prohibidos, podrán ser
reexportados por su propietario, en un plazo máximo de 60 días desde la fecha de la
resolución o destruidos en la forma señalada en el artículo anterior.
CAPITULO III
Del Comercio En General
Artículo 131 Para ejercer sus actividades específicas, los importadores,
exportadores, fabricantes y comerciantes de fuegos artificiales y artículos pirotécnicos,
deberán cumplir con los requisitos establecidos en el Título Quinto del presente Reglamento.
Artículo 132 Los fabricantes, importadores y exportadores, además de su
inscripción como tales, deberán inscribirse como comerciantes para poder comercializar sus
productos, destinados a espectáculos pirotécnicos.
Artículo 133 Las personas que requieran realizar espectáculos pirotécnicos,
solicitarán a la Autoridad Fiscalizadora del lugar donde se realizará el evento la autorización
para realizarlo.
Si las cantidades de elementos mencionados en la Resolución que autoriza el
espectáculo no corresponden a las autorizadas, deberá solicitarse una nueva Resolución en
su reemplazo con las cantidades que correspondan.
El fabricante, importador o exportador que efectúa el comercio de fuegos artificiales,
remitirá un informe de Movimiento Comercial a la Autoridad Fiscalizadora entre los primeros
cinco días del mes siguiente y éste lo enviará a la Dirección General, previa comprobación
del contenido, antes del día quince de cada mes, declarando los movimientos de
existencias.
38
CAPITULO IV
De las Importaciones e Internaciones
Artículo 134 Toda persona natural o jurídica que se encuentre inscrita como
importador de fuegos artificiales, podrá solicitar autorización para la importación e
internación al país de fuegos artificiales del grupo Nº 3 a la Dirección General de
Movilización nacional, pudiendo incluso, mantener existencias de estos elementos, para su
comercialización a las personas autorizadas para efectuar espectáculos pirotécnicos.
Artículo 135 Las empresas importadoras que mantengan existencias o partidas de
fuegos artificiales y elementos pirotécnicos, deberán contar con polvorines debidamente
inscritos donde almacenar sus productos.
Artículo 136 Las personas naturales y jurídicas sin fines de lucro, que no se
encuentran inscritas como importadores de fuegos artificiales y elementos pirotécnicos,
podrán importar dichos elementos para espectáculos pirotécnicos de carácter propio, no
permitiéndose la transferencia a cualquier título de estos elementos, sin expresa
autorización de la Dirección General de Movilización Nacional.
CAPITULO V
De la Instalación de Fábricas de Fuegos Artificiales
Artículo 137 Se dará cumplimiento a lo establecido en el Título Cuatro “De la
Fabricación de Especies y Sustancias Sujetas a Control” del presente reglamento.
Artículo 138 Los fabricantes de fuegos artificiales deberán considerar en su
proceso de fabricación a personal debidamente capacitado y autorizado por las Autoridades
Fiscalizadoras, como manipuladores de fuegos artificiales. Este personal deberá cumplir
con los requisitos que correspondan de conformidad a la reglamentación vigente.
Artículo 139 Los fuegos artificiales como elementos terminados, sus partes, piezas
y componentes químicos y/o explosivos (materias primas), utilizados para su fabricación,
deberán ser almacenados en polvorines, que cumplan la normativa establecida para su
instalación, en el Título Séptimo del presente reglamento.
CAPITULO VI
De los Espectáculos Pirotécnicos
Artículo 140 Los fuegos artificiales para espectáculos pirotécnicos clasificados en
el grupo Nº 3, sólo podrán ser empleados, previa autorización de la Autoridad Fiscalizadora
del lugar en que se efectuará el evento, la que deberá verificar que existirán los seguros
correspondientes, carta de garantía o resguardo. La persona interesada en efectuar el
espectáculo, solicitará los permisos respectivos con a lo menos 10 días de anticipación, a
dicha Autoridad.
Artículo 141 La Autoridad Fiscalizadora tendrá la obligación de verificar el
cumplimiento de disposiciones y medidas de seguridad dictadas por la Dirección General,
pudiendo denegar permisos si éstas no son cumplidas en su totalidad.
39
Artículo 142 La Autoridad Fiscalizadora sólo podrá autorizar un espectáculo
pirotécnico, si existe un informe para su instalación, desarrollo y medidas de seguridad del
mismo, firmado y aprobado por un programador calculista inscrito en los registros nacionales
de la Dirección General de Movilización Nacional o por un profesional, acreditado ante dicha
Dirección General.
Artículo 143 Para el montaje y ejecución del espectáculo pirotécnico, se deberá
contar al menos con un manipulador de fuegos artificiales inscrito en los registros de la
Dirección General.

Este es el de la frase.